29 dic. 2011

LAS OBRAS DEL SANTURIO DE LA VIRGEN TERMINARAN EN ABRIL

El santuario de la Virgen de la Montaña de Cáceres se trasladó ayer a Mérida. En realidad quienes lo hicieron fueron los responsables de la cofradía de la Virgen de la Montaña, Joaquín Manuel Floriano y Juan Carlos Rincón, su mayordomo y su vicemayordomo. Ellos se encargaron de explicarle al presidente del parlamento, Fernando Manzano, el proyecto de rehabilitación que terminará a finales del mes de abril y que contempla la impermeabilización de la fachada, el refuerzo de la carpintería metálica con doble ventana y el arreglo de la cubierta, medidas para mejorar el estado general y la conservación del templo y de las pinturas, frescos del siglo XVII que han llegado a peligrar. La humedad es uno de los grandes problemas de este santuario que verá terminadas las obras en días cercanos a la salida de la imagen de la Virgen hacia la ciudad hacia la iglesia de Santo Domingo, en donde este año, de manera extraordinaria por las obras en Santa María, se celebrará el novenario. La bajada de la Virgen tendrá lugar el 25 de abril. Tal y como ha explicado Joaquín Manuel Floriano el presidente del parlamento extremeño les ha ofrecido la posibilidad de editar una publicación que recoja todos los detalles de esta obra y su relevancia para el patrimonio cacereño. Por el momento la cofradía anda embarcada en la ejecución de las obras y será cuando éstas finalicen cuando se pongan a pensar en la elaboración de un libro, que recogerá las distintas fases por las que ha atravesado este templo y también su historia y su implicación en la vida de los cacereños. La elaboración de este volumen correría a cargo del servicio de publicaciones de la cámara. Aún no se ha fijado una fecha para inauguración de la reforma, en la que se pretende que estén todos los representantes de las instituciones que han colaborado en estas obras. Incremento del presupuesto El importe de las obras asciende a 457.000 euros, cantidad que han aportado la Junta de Extremadura, la Diputación de Cáceres, la Caja de Extremadura, la Caja de Badajoz y el Ayuntamiento de Cáceres. También se cuenta con la aportación de donantes privados, aunque la cofradía aún no conoce el importe exacto de estas contribuciones. Floriano aseguró que se espera que se incremente el presupuesto por cuestiones de última hora. «Es algo que sucede en cualquier obra que se lleve a cabo», indicó sin precisar el aumento en la cantidad económica que cambiará la cara a este templo.

23 dic. 2011

La cofradía de la Montaña entrega 2.000 euros a Cáritas

Joaquín Floriano, el mayordomo de la cofradía de la Virgen de la Montaña, ha entregado el cheque al presidente de Cáritas, José Manuel López | LORENZO CORDERO Es el dinero conseguido con la venta de participaciones de la Lotería de Navidad La cofradía de la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres, ha entregado esta mañana a Cáritas un talón por importe de 2.000 euros, que irán destinados a las familias más necesitadas de la ciudad. La hermandad ha obtenido la mayoría de este dinero con la venta de sus participaciones de la Lotería de Navidad. Los boletos, del número 55.256, tenían un recargo de cuarenta céntimos. El presidente de Cáritas, José Manuel López, ha agradecido esta donación, al tiempo que ha reconocido que el número de familias a las que se presta ayuda va en aumento. La cofradía de la Virgen de la Montaña colabora con Cáritas desde hace años.

6 dic. 2011

Comienza la restauración del retablo churrigueresco

Una gran lona blanca con un agujero de un metro cuadrado cubre el retablo principal del santuario de la Virgen de la Montaña desde la semana pasada. La intervención para reparar las deficiencias en el edificio ha llegado ya al corazón del mismo,con la rehabilitación de los tres cuerpos y el escudo coronado que remata el retablo churrigueresco en el que se encuentra la imagen de la patrona. Precisamente la talla de la Virgen de la Montaña es lo único que podrá verse del retablo mientras se lleva a cabo la operación de lifting .
"Estamos muy satisfechos con el resultado de las obras hasta el momento", señaló a este diario el mayordomo de la cofradía, Joaquín Floriano, que ayer se reunió con los técnicos que supervisan los trabajos para conocer la evolución de los mismos. La actuación se inició el pasado mes de agosto con un plazo de ejecución es de ocho meses, por lo que se espera haya finalizado antes de que la patrona procesione hasta la ciudad a finales de abril. Los primeros trabajos se centraron en sanear el tejado, aquejado de problemas de filtraciones que han generado humedades y que hicieron temer por daños estructurales en el interior del templo. De hecho, el camarín de la Virgen se cerró a las visitas hace meses por los problemas de humedad, que también deterioraron la cúpula, las paredes y los frescos de la iglesia. Los trabajos en esas zonas se dan casi por terminados, a falta de algunos remates en puntos de la cúpula, como las pechinas que la unen a los muros. "El cambio es abismal", destacó Floriano sobre las zonas ya rehabilitadas. "Todo era herrumbre por la humedad y ahora vuelven a verse los colores vivos que antes había", afirmó sobre la recuperación de los frescos. La mejora es visible también en el exterior del edificio, aunque aún falta pintarlo. Por el momento no se hará, porque están a la espera de la autorización para llevar a cabo distintas actuaciones para ocultar el tendido eléctrico aéreo que cruza desde la zona de la cafetería al templo y también el que rodea perimetralmente el edificio. "La pintura y la posterior retirada de los andamios se hará cuando esto se lleve a cabo", señaló Floriano sobre los próximos avances. En estos momentos el camarín de la patrona y el retablo principal centran los trabajos en el interior del edificio. Este es el único de los tres retablos del templo que se rehabilitará, ya que la actuación en los de las dos naves laterales se limita a la limpieza de los mismos. La recuperación de este frontal, principal exponente del estilo churrigueresco en la ciudad, le permitirá recuperar el brillo que tenía en su origen. Junto con la limpieza de la madera, se está procediendo a cubrir con láminas de pan de oro las zonas más deterioradas. TRABAJOS PENDIENTES La intervención de cirugía en el santuario se complementa con otros trabajos en el las inmediaciones del mismo que se acometerán en los próximos meses. Entre ellas, se llevará a cabo la reparación del muro que soporta parte de la explanada que hay delante de la ermita, ya que se ha desplazado uno de los contrafuertes y eso hace que peligre la estabilidad de ese muro. También se renovará el pavimento con un solado más moderno y se reforzarán los cerramientos. El proyecto integral de mejora permitirá además mejorar la accesibilidad del santuario, ya que entre las actuaciones previstas está la ampliación de la puerta de entrada a la ermita, con el fin de facilitar el paso a las personas con discapacidad.

19 nov. 2011

LA VIRGEN ELIGE SANTO DOMINGO

Ya hay fumata blanca en la cofradía de la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres. Santo Domingo será el templo donde permanecerá la talla el próximo mes de abril, durante su estancia en la ciudad. Un único motivo ha determinado la elección de la hermandad: el espacio físico. Ésta ha sido la principal baza de Santo Domingo frente a Santiago, el otro emplazamiento barajado por la cofradía. Desde que el Obispado informó la semana pasada a Joaquín Floriano, mayordomo de la Virgen de la Montaña, de que las obras de la Concatedral de Santa María impedirán que se celebre aquí el novenario, la cofradía se puso a buscar alternativas. Han sido días intensos para los integrantes de la directiva de la cofradía, que han tenido que visitar las iglesias para medirlas con detalle y para reunirse con sus sacerdotes. Después de este trabajo de campo y de contar con el beneplácito del obispo, Francisco Cerro, la hermandad ha decidido. «Nos quedamos con Santo Domingo por una cuestión de espacio físico», recalca Floriano. Han comprobado que las andas de la Virgen, por ejemplo, no podrían pasar por la verja de Santiago que separa la zona del altar del resto del templo. Hace falta, exactamente, un metro. Y, además, tampoco hay sitio suficiente en el altar para situar la plataforma sobre la que se coloca la imagen de la Virgen durante su estancia en Santa María. Las dimensiones de Santo Domingo sí se ajustan a las necesidades de la cofradía. Aunque solo cuenta con una puerta de acceso directo a la calle, es más que probable que durante el novenario también se utilice el acceso que comunica el templo con el claustro del convento anexo para facilitar la circulación de público. Santo Domingo cuenta, además, con una rampa de acceso para personas con movilidad reducida. El desfile El traslado de la Virgen de la Montaña a Santo Domingo no supondrá, apenas, ninguna alteración en el recorrido de la procesión de bajada. La talla hará el itinerario habitual. Los cambios llegarán a la hora de abandonar la Plaza Mayor, lugar donde tradicionalmente se celebra la ceremonia de bienvenida institucional. Esta vez el desfile no se dirigirá a Santa María, sino que continuará por la calle General Ezponda hasta la Plazuela de Santo Domingo. Desde la cofradía de la Virgen de la Montaña quieren agradecer la buena disposición mostrada por el párroco de Santiago, Juan Manuel Cuadrado, así como la de los franciscanos de Santo Domingo. La hermandad del Nazareno, la de la Sagrada Cena, la de los Estudiantes y la del Cristo de la Salud también han brindado su ayuda y colaboración al equipo directivo liderado por Joaquín Floriano. «La disposición ha sido maravillosa», recalca el mayordomo de la Virgen de la Montaña. Desde la parroquia de San Juan también han abierto las puertas a la patrona pero, aunque su ubicación era la más idónea, se descartó por sus dimensiones. Al final la elegida ha sido Santo Domingo. Ya hay fumata blanca.

13 nov. 2011

Comienza la restauración del Camarín de la Virgen

Los trabajos llegan al corazón del Santuario: el camarín de la Virgen de la Montaña Las obras del Santuario de la Virgen de la Montaña, que comenzaron el pasado mes de agosto, han llegado al corazón del templo: el camarín. Cuatro jóvenes trabajan desde hace dos semanas en la pequeña capilla donde se encuentra la talla de la patrona de Cáceres, situada tras el retablo principal del templo. Su misión consiste en recuperar los frescos del siglo XVIII que decoran sus muros y acabar con las grietas abiertas por la humedad que, durante años, ha deteriorado esta construcción. Las madrileñas Belén Fernández y Adriana Herans, licenciadas en Bellas Artes, son las encargadas de devolver todo su esplendor al camarín. Han sido contratadas para la ocasión por la empresa Restaura, adjudicataria de la obra del Santuario, con la que también trabajaron en la rehabilitación del Palacio de Mayoralgo o en el claustro mudéjar del Monasterio de Guadalupe. Esta vez han vuelto acompañadas por la burgalesa Sheila Solano, doradora, y el placentino Alberto Prieto, especialista en carpintería. Estarán en Cáceres durante tres meses y, además de trabajar en el camarín, también se encargarán de limpiar y mejorar el estado del retablo, que quedará cubierto bajo los andamios. Las estructuras, no obstante, dejarán a la vista la talla de la patrona de la ciudad. Belén, Adriana, Sheila y Alberto han dedicado sus primeros días a limpiar y consolidar las pinturas del camarín. Para ello, se sirven de un instrumento de lo más cotidiano: goma de borrar, con la que eliminan el polvo que hay pegado a la superficie. Las grietas se cubren con una masa especial, más fina que la que se emplea en las fachadas de las viviendas. Hay que recordar que la restauración del camarín es una de las actuaciones prioritarias de los trabajos de rehabilitación del Santuario. De hecho, en un principio, la intervención sólo se iba a centrar en este punto, aunque más tarde el proyecto se amplió y se transformó en una ambiciosa obra con un presupuesto de 457.595 euros, que financian cinco instituciones. «Hay unas zonas que están bastante bien conservadas pero hay otras que, por las humedades, están muy mal. Hay una pared que está casi perfecta», explica Adriana Herans durante un receso matinal. «Es muy bonito. No suele haber muchos camarines con pintura mural. No es algo muy común», añade Belén Fernández. Motivos vegetales y escenas religiosas ilustran esta pequeña capilla. La jornada de estos cuatro restauradores arranca a las ocho de la mañana y finaliza a eso de las cinco de la tarde. Su estancia en el Santuario les ha permitido constatar el tirón que tiene la Virgen entre los cacereños. «Todas las mañanas, cuando venimos a trabajar, nos encontramos a gente por la carretera. Es sorprendente», comentan. El plazo de ejecución de las obras es de ocho meses. Ya ha finalizado el arreglo de la cubierta y ahora, además de intervenir en el camarín, también se trabaja en la reparación de las humedades interiores y en la renovación de las instalaciones eléctricas y de fontanería.

11 nov. 2011

La Virgen de la Montaña no entrará en la Concatedral en 2012 a causa de las obras


La Cofradía baraja como alternativas Santiago y Santo Domingo
La procesión de bajada de la Virgen de la Montaña del próximo año pasará a la historia porque el desfile no concluirá en la Concatedral de Santa María, ni la talla de la patrona de Cáceres permanecerá en este templo para la celebración de su tradicional novenario. Esta vez no. Por primera vez en la historia reciente. Las obras de rehabilitación a las que será sometida la iglesia a partir del mes de diciembre han motivado estos cambios. Ahora la cofradía busca lugares alternativos. Maneja la posibilidad de llevar la imagen a la iglesia de Santiago o a la de Santo Domingo. La directiva de la hermandad mantendrá una reunión el lunes para abordar este asunto.

 El que afecta a la Virgen de la Montaña no es el único cambio motivado por los trabajos de intervención que la empresa Restaura acometerá en la Concatedral. La cofradía del Cristo Negro y la del Cristo de las Batallas también introducirán modificaciones en sus procesiones de la próxima Semana Santa. Estas dos hermandades, cuya sede canónica está precisamente en la Concatedral, sacarán sus imágenes del templo para evitar que se ensucien y deterioren durante el año que van a durar las obras.

La talla del Cristo Negro, en concreto, se trasladará a la iglesia de la Preciosa Sangre, donde la cofradía prevé que presida el altar mayor. De este templo, situado en la Plaza de San Jorge, saldrá la procesión del Miércoles Santo, una de las que más expectación genera en la capital. Es la primera vez en los últimos 25 años que este desfile, que transcurre en su integridad por la Ciudad Monumental, no va a salir de Santa María. Tampoco lo harán las dos procesiones de la cofradía del Cristo de las Batallas: la del Lunes y el Sábado Santo. Esta hermandad también sacará sus tres imágenes titulares del templo (el Cristo de las Batallas, el del Refugio y la talla de María Santísima de los Dolores), aunque todavía no ha decidido dónde las llevará. Eso sí, intentará que el enclave elegido esté próximo a Santa María.

Las tres cofradías afectadas por las obras de Santa María conocieron ayer los detalles de la intervención en una reunión mantenida en el Palacio Episcopal, a la que también asistieron representantes de la empresa Restaura, así como sacerdotes del Obispado de Coria-Cáceres. Sobre la mesa, se habló de la posibilidad de que las obras se interrumpieran en el periodo comprendido entre la Semana Santa y la bajada de la Virgen de la Montaña para permitir, precisamente, que las cofradías desarrollaran sus actividades sin alteraciones. Pero esta opción se desestimó, ya que los trabajos no se pueden parar. La empresa tiene un plazo de 12 meses para llevar a cabo el proyecto de rehabilitación y debe cumplir las fechas.

 El Obispado también tiene previsto trasladar a la iglesia de la Preciosa Sangre las bodas y las misas de los fines de semana y los festivos. En principio, quiere celebrar los cultos de diario en el interior de la Concatedral. No está previsto, por ahora, el cierre del templo.

 Las obras en la Concatedral se harán por fases. Empezarán en el lateral situado junto a la capilla del Santísimo, que es la zona donde se encuentran las tallas del Cristo Negro y el Cristo de Batallas. El Ministerio de Cultura, que sufraga la intervención, invertirá un millón de euros. Se trata de la rehabilitación más ambiciosa a la que ha sido sometida la Concatedral de Santa María en esta última década.

Las actuaciones previstas afectan tanto al interior como al exterior. Los andamios cubrirán la fachada oeste de la Concatedral, situada junto al Palacio de la Diputación. Aquí está la puerta por la que salen las procesiones, que también permanece abierta durante el novenario de la Virgen y en las bodas. Los arquitectos cacereños Luis González y Justo García Rubio firman el proyecto, que contempla una actuación global. Además de tratar el mal de la piedra que padece la Concatedral (proceso de degradación del granito), se arreglarán cubiertas, se limpiarán vidrieras, se instalará un sistema de calefacción en el reclinatorio de los bancos y se mejorará el pavimento.

 Santa María se prepara para afrontar una obra que pasará a los archivos de la cofradía de la Virgen de la Montaña. La patrona de Cáceres no entrará en la Concatedral. Un hecho sin precedentes en la historia reciente de Cáceres.

23 oct. 2011

Las obras la Montaña estarán terminadas en mayo y no afectarán a la bajada de la Virgen

Ya ha concluido el arreglo más urgente, las goteras y el tejado. Ahora los trabajos se centran en la fachada. Después se limpiará el retablo y se reformará el camarín pero la patrona continuará en el interior del santuario. Las obras del santuario de la Montaña acabarán antes del mes de mayo y no afectarán a la bajada de la Virgen, acto más multitudinario y uno de los más representativos y tradicionales para los cacereños. Así lo avanzó el arquitecto del proyecto de rehabilitación del templo, Pedro de Miguel Mora, que advirtió que el plazo de ejecución es hasta abril del 2012 y se respetará. Terminan así las incógnitas acerca de si la patrona podría o no bajar en procesión a la ciudad desde el santuario como lo ha venido haciendo desde hace siglos. Hasta el momento, han finalizado las actuaciones más urgentes que se centraban en la reforma del tejado y las goteras, causa que ha llevado al deterioro de las zonas interiores (paredes, pinturas y frescos que tienen siglos de historia). Ahora se intenta adecentar la fachada con pintura. La empresa adjudicataria, Restaura (de Trujillo), ha decido aplicar una pintura con resinas especializadas en humedades que durará cerca de diez años. Ha concluido también la reconstrucción del campanario (en la foto de abajo) que se encontraba en pésimas condiciones. "Estaba contemplado en el proyecto, el campanario estaba muy mal. También se han reconstruido los pináculos", dijo el arquitecto, Pedro de Miguel Mora. El santuario aún luce sus andamios en el exterior, pero según las previsiones del arquitecto, estos desaparecerán antes de finales de año, cuando hayan acabado los trabajos en la zona exterior. ARREGLO DE 'LA TROCHA' En estos momentos la brigada de obras también adecenta el camino de adoquines que sube directamente al santuario desde la última curva que da acceso al mismo, camino conocido como la trocha . Era el único tramo de la zona que faltaba por arreglar porque pertenecía a la cofradía. Para ello se está instalando una capa de hormigón y se pondrá adoquinado nuevo. Tras todo esto, los trabajos se trasladarán al interior del santuario donde se limpiará el retablo y se pintarán las paredes. "Se va a intentar que interrumpa lo menos posible a los cultos. Cuando se limpie el retablo vamos a dejar un espacio para que la Virgen pueda seguir ahí. Solo se cerrará cuando haya que pintar, pero será lo mínimo", aseguró el arquitecto de la reforma, Pedro de Miguel. EL CAMARIN Quizá lo más complicado sea la reconstrucción de los frescos del camarín. De ello se encargarán dos especialistas en Bellas Artes más dos ayudantes. En esta actuación tardarán alrededor de tres meses. "Tienen que volver a pintarlo casi todo porque está en muy mal estado", dijo el arquitecto, Pedro de Miguel Mora. De hecho lleva cerrado al público desde hace meses. La rehabilitación del santuario está valorada en 457.595 euros que han sido aportados por Caja Extremadura (20,5%), Caja Badajoz (20,5%), Junta de Extremadura (19,67%), Ayuntamiento de Cáceres (19,67%) y Diputación de Cáceres (19,67%). La necesidad de las mismas ha sido pedida a gritos por la cofradía, que anunció que si no se llevaban a cabo la estructura del santuario correría "grave" peligro.

9 oct. 2011

Termina el arreglo de la cubierta del Santuario, primera fase de las obras

Se han restaurado el campanario, los pináculos y las chimeneas y ahora los trabajos se centrarán en la fachada Concluye la primera fase de las obras del Santuario de la Virgen de la Montaña. Esta semana ha finalizado la reparación de la cubierta del templo, uno de los objetivos prioritarios de la intervención, ya que el mal estado del tejado era uno de los principales causantes de la humedad que deterioraba esta construcción de los siglos XVII y XVIII. Desde que se iniciaron los trabajos en el mes de agosto, los operarios se han centrado en limpiar las tejas y eliminar los restos de pastos, raíces y tierra que había acumulados en la superficie. Además, se han sustituido todas las piezas que se encontraban en mal estado y se han cubierto las imperfecciones con mortero (mezcla elaborada con cal, arena y cemento). Para evitar que haya filtraciones también se han sellado todas los puntos que unen el tejado con el resto del edificio. Los que se paren a mirar con detenimiento la cubierta del santuario de la patrona de Cáceres descubrirán, además, que el campanario ya está completamente restaurado y pintado, así como las chimeneas y pináculos que salpican el tejado. A partir de ahora, la empresa Restaura, adjudicataria de las obras, se centrará en la fachada. Se trata de impermeabilizar los muros exteriores para prevenir la aparición de nuevas humedades. La reparación de la cubierta y la actuación en la fachada son dos de las tres medidas contempladas por los autores del proyecto (el arquitecto Francisco Serrano y el arquitecto técnico Pedro de Miguel Mora) para plantar cara al agua. La tercera intervención consiste en reforzar la carpintería metálica del edificio con doble ventana. Las mejoras en el tejado no son los únicos cambios que advertirá el visitante que se desplace hasta el Santuario. Desde la explanada se puede apreciar la transformación que experimenta el último atajo que toman los caminantes para llegar al templo. La tierra ha sido sustituida por hormigón. «Se están realizando los muretes laterales antes de poner los adoquines y revestirlos de piedra», explica Pedro de Miguel Mora. El adecentamiento de este tramo, situado tras el templete, es una de las mejoras contempladas en el exterior del Santuario. Pero hay más, como la instalación de una barandilla en el mirador o la colocación de una fuente ornamental a los pies de la imagen del Sagrado Corazón. El proyecto de rehabilitación del Santuario de la Virgen de la Montaña prevé una actuación integral en la construcción. El presupuesto asciende a los 457.595 euros, que sufragan entre cinco instituciones: el Ayuntamiento, la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial de Cáceres, Caja Extremadura y Caja Badajoz. El plazo de ejecución es de ocho meses. Cuando finalicen las obras en el exterior, los andamios se desmontarán y los operarios se trasladarán al interior. Queda mucho por hacer, como la renovación de toda la instalación eléctrica, la restauración de las pinturas del camarín de la Virgen o la limpieza del retablo. No está previsto cerrar Joaquín Floriano, mayordomo de la cofradía de la Virgen de la Montaña, confía en que las obras no afecten a la vida cotidiana del templo y que, por tanto, no haya que suspender los cultos ni cerrar el Santuario al público. «Si hay que cerrar, intentaremos que sea el menor tiempo posible», precisa. No obstante, las primeras actuaciones interiores se realizarán en zonas como el camarín o la sala de mantos. Los trabajos no comenzarán en la planta principal hasta fin de año, según las previsiones de la cofradía. Mientras la obras avanzan, el templo sigue acogiendo celebraciones religiosas con normalidad. Ayer, por ejemplo, hubo una comunión. Eso sí, ha habido dos parejas que han suspendido sus bodas porque no les gustaba el efecto estético provocado por los andamios.http://www.hoy.es/prensa/noticias/201110/09/fotos/5612426.jpg

2 sept. 2011

Las obras del santuario de la Montaña obligarán a suspender cultos y bodas

                Sucederá cuando se arregle el interior del templo, pero de momento las mejoras se centran en la cubierta. Algunos fieles ya han cancelado sus ceremonias previstas para septiembre y octubre por la presencia de andamios        

                 Los andamios se han apoderado del santuario de la Virgen de la Montaña. Las obras de rehabilitación comenzaron hace casi un mes, tiempo en el que los arreglos se han centrado en la limpieza de la cubierta, que se encontraba visiblemente deteriorada. De momento, la vida en el templo sigue activa pero deberá suspenderse cuando los trabajos pasen al interior del santuario, donde se repararán las paredes y se limpiará el retablo, actuaciones para las que aún no hay fecha concreta.
                  Sin embargo, algunas de las parejas que preveían celebrar su enlace en el interior del templo junto a la patrona de la ciudad, ya han suspendido sus ceremonias. "Sabemos que se han anulado algunas bodas en septiembre y octubre. El acceso desluce, pero el interior está intacto. Desde la cofradía sentimos las molestias que se puedan causar, pero las obras son imprescindibles", explicó el mayordomo, Joaquín Floriano. El insistió, además, en que la supresión de cultos aún no está del todo decidida "dependerá de cómo se desarrollen las obras", advirtió Floriano. En cualquier caso, lo que sí dejó claro es que la patrona permanecerá en el santuario durante los trabajos de reforma.
                   El plazo de ejecución son ocho meses por lo que, a priori, el santuario lucirá recién renovado en la bajada de la Virgen durante el mes de mayo --según esto las obras deberían acabar en abril--. "La idea es que duren ocho meses, pero todo dependerá de las condiciones meteorológicas que son las que pueden retrasar las obras. Nosotros todavía no hemos pensado qué pasará si el santuario sigue en obras en mayo", explicó el mayordomo, que ayer se mostró preocupado porque las lluvias que cayeron sobre la ciudad podrían haber empeorado el estado del templo.


UN INFORME Desde hace años la cofradía de la Montaña había alertado de la situación en la que se encontraba el santuario de la patrona, cuyas humedades lo habían ido deteriorando hasta tal punto que la estructura llegó a correr peligro porque los muros exteriores habían comenzado a desplazarse. Precisamente fue el informe elaborado por un grupo de técnicos de la Fundación Valhondo y San Lázaro el que hizo reflexionar a las instituciones, que finalmente decidieron firmar un convenio por el que se comprometieron a correr con los gastos de la rehabilitación porque la hermandad no contaba con fondos para hacer frente a ella. Las obras costarán 457.595 euros aportados por Caja Extremadura (20,5%), Caja Badajoz (20,5%), Junta de Extremadura (19,67%), Ayuntamiento de Cáceres (19,67%) y Diputación de Cáceres (19,67%).

MAS ARREGLOS Tras la reparación de las humedades de la cubierta y los cerramientos exteriores, se renovará también la instalación eléctrica y el saneamiento de las tuberías, que han registrado grandes fallos en los últimos años; después se arreglará el camarín, que lleva años cerrado debido a su mal estado. El estudio presentado por los técnicos pone de relieve, además, la necesidad de renovar los frescos de las paredes, restaurar la cúpula y limpiar los retablos.



24 ago. 2011

LOS ANDAMIOS CUBREN YA TODO EL SANTUARIO



La empresa encargada de la rehabilitación del templo ha invertido las dos primeras semanas en colocar la estructura exterior.Los trabajos iniciales se centran en limpiar el tejado.
LOS DATOS

900 metros cuadrados de andamios cubren la fachada del edificio.

457.595 euros se invertirán en el Santuario. Están financiados por la Junta, el Ayuntamiento, la Diputación, Caja Extremadura y Caja Badajoz.

El Santuario de la Virgen de la Montaña regala una imagen nada usual. Su fachada está oculta bajo los andamios instalados por la empresa Restaura para llevar a cabo las obras de reparación y restauración del templo. El lunes finalizó el montaje de la estructura exterior, un trabajo en el que se han invertido cerca de dos semanas, dada la dificultad presentada por el desnivel del terreno. Y ayer los operarios empezaron a intervenir en la cubierta, objetivo prioritario de la obra, destinada a combatir las humedades que deterioran esta construcción de los siglos XVII y XVIII.

El pasado 8 de agosto se firmó el acta de replanteo en el interior del edificio, el último trámite burocrático previo al inicio de las actuaciones. Este mismo día ya se pudieron ver en las explanada los primeros movimientos. Han hecho falta cerca de 900 metros cuadrados de andamios y 15 días para cubrir toda la fachada de la construcción.

Una vez instaladas las estructuras, el siguiente paso consiste en limpiar el tejado. Tres operarios se centran ahora en eliminar los restos de pastos, raíces y tierra que hay acumulados en la cubierta. Después, levantarán las tejas que se encuentren en mal estado y cubrirán todas las imperfecciones con mortero, una mezcla elaborada con cal, arena y cemento.

La intervención en la cubierta concluirá con el sellado de todos los puntos que unen el tejado con el edificio para evitar que haya filtraciones de agua, uno de los males que arrastraba el Santuario hasta ahora. Una vez que finalicen las obras de la cubierta, los operarios se centrarán en la fachada y el interior del templo. Queda mucho por hacer. La obra es ambiciosa.

La cofradía de la Virgen de la Montaña capitanea un proyecto que cuenta con un presupuesto de 457.595 euros cuya duración se prolongará durante ocho meses. Cinco instituciones financian la obra. Se trata de la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento, Caja de Extremadura y Caja Badajoz. El pasado 28 de junio, en la última planta del Edificio Múltiples, se llevó a cabo la firma del convenio que daba luz verde a la financiación de la obra. La Fundación Valhondo también ha puesto su granito de arena. Ha financiado la redacción del proyecto de obra, realizado por el arquitecto Francisco Serrano y el arquitecto técnico Pedro de Miguel Mora.

Los planes de la dirección de obra pasan por aprovechar el verano para realizar los trabajos exteriores y evitar, de esta forma, que las lluvias de otoño se cuelen en el desarrollo de los trabajos. Dentro del paquete de intervenciones proyectadas a la intemperie está el arreglo de la cubierta, la impermeabilización de la fachada y la colocación de doble ventana. Estas tres medidas van encaminadas a erradicar y prevenir las humedades. Por otro lado, también está previsto colocar una barandilla en el mirador para hacerlo más seguro y construir una fuente ornamental a los pies de la imagen del Sagrado Corazón. La relación de actuaciones se completa con la adecuación del acceso al Santuario conocido como 'La Trocha'.

Dentro del templo, el proyecto de rehabilitación incluye la restauración de los frescos del camarín de la Virgen, la limpieza del retablo, la renovación de la instalación eléctrica o la eliminación de barreras arquitectónicas situadas a la entrada del edificio. La actividad del Santuario de la patrona de Cáceres, de momento, no se ha visto alterada por el inicio de las obras.

23 ago. 2011

ACABADA LA PAGINA OFICIAL DE LA PATRONA


Por fin, nuestra cofradía, tiene una página de fácil accesibilidad y manejo para que todos los Cacereños puedan infamase de las actividades de la misma.


Os adjunto el enlace

http://www.patronadecaceres.es/ 

9 ago. 2011

COMIENZA EL ARREGLO DEL SANTUARIO


«Parecía que no iba a llegar, pero por fin vemos el día en el que empiezan las obras», comentaba ayer satisfecho Joaquín Floriano, mayordomo de la Cofradía de la Virgen de la Montaña, mientras contemplaba como varios trabajadores, descargaban los andamios que se empezaron a levantar ante la fachada del Santuario de la Virgen de la Montaña. Eras las once y media de la mañana, y unos minutos antes, se había firmado, en el interior del edificio, el acta de replanteo, que significa el inicio de las actuaciones.
La obra durará alrededor de ocho meses, «ya se sabe como es esto - decía Joaquín Floriano-, igual tardan siete meses como nueve. Vamos a intentar que afecte lo menos posible a los visitantes. Hemos dicho a los responsables que si hay que cerrar el Santuario, que se cierre el menor tiempo posible».
A partir de ahora los numerosos cacereños que acuden a ver la imagen de la Virgen de La Montaña, patrona de la ciudad, se acostumbrarán a ver los andamios en el exterior, en donde se comenzará a luchar contra la humedad, antes de que llegue la época de las lluvias. Luego, ya en el otoño, se intervendrá en el interior del edificio.
El coste de la obra es de 457.595 euros, aportados por la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Cáceres, la Diputación, Caja Badajoz y Caja Extremadura. El proyecto de restauración ha sido sufragado por la Fundación Valhondo Calaff. Los autores son el arquitecto Francisco Serrano y el arquitecto técnico Pedro de Miguel Mora.
La empresa Restaura, con sede en Trujillo, es la que se encargará de hacer la rehabilitación, que además de terminar con las humedades, supondrá colocar doble ventana; poner una rampa en la puerta de acceso, mejorar la instalación eléctrica, arreglar el camino de 'la trocha', poner una barandilla en el mirador y una fuente junto a la imagen del Sagrado Corazón. Se había anunciado la colocación unos aseos públicos junto al restaurante, pero el Ayuntamiento no dio el visto bueno a esa parte de la obra.

27 jun. 2011

Las instituciones darán mañana luz verde al arreglo del santuario

Elena Nevado da instrucciones para el pago que compete al ayuntamiento.Junta, consistorio, cajas y diputaciones aportan los 448.000 necesarios de la obra.

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, anunció ayer en declaraciones a este diario que mañana martes las instituciones darán luz verde al convenio que permitirá las obras de remodelación del santuario de Nuestra Señora la Santísima Virgen de la Montaña, patrona de la ciudad.


La rúbrica tendrá lugar a las seis de la tarde en el despacho del presidente de la Junta en funciones, Guillermo Fernández Vara, en el edificio de Servicios Múltiples, al ser el gobierno regional junto al propio ayuntamiento, las dos diputaciones, Caja Badajoz y Caja Extremadura las instituciones que aportan los 448.000 euros (a razón de cerca de 90.000 eruos cada una de ellas) que son necesarios para acometer la actuación.
Ya el pasado 16 de mayo el Diario Oficial de Extremadura publicó la decisión adoptada entonces por el consejo de gobierno por la que la Junta otorgaba su parte de la subvención, pero aún restaba el trámite del ayuntamiento. Una de las primeras entrevistas que mantuvo la alcaldesa nada más celebrarse el pleno de su investidura fue con la junta de gobierno de la Real Cofradía, que encabeza su mayordomo, Joaquín María Floriano Gómez, quien transmitió a la regidora cacereña la necesidad de agilizar los trámites burocráticos del convenio.
Elena Nevado dio entonces el visto bueno para que la maquinaria administrativa se pusiera en marcha. Ya ha dado instrucciones a su portavoz, Valentín Pachecho, para que informe hoy mismo al resto de concejales y mañana se firmará el convenio.
Nevado se mostró ayer visiblemente satisfecha. Recordó que el presidente de su partido y próximo presidente de la Junta, José Antonio Monago, le comunció personalmente hace unos días su deseo de que se agilizara la obra, y la alcaldesa definió el proyecto como "una necesidad urgente porque el ayuntamiento no puede decir no a la Virgen".
La rehabilitación comenzará por el saneamiento de las humedades, principal preocupación de la cofradía porque son la causa del deterioro de la estructura tanto en la ermita como en el camarín. De hecho, la sala no se ha podido visitar en meses por el mal estado que presentaba, agravado por las lluvias del pasado invierno, que han deteriorado notablemente la cúpula, las paredes y los frescos de la iglesia, que comenzó a construirse a finales del XVII. También se renovará la instalación eléctrica y las tuberías. En el exterior se procederá a la reparación del muro que soporta parte de la explanada, se renovará el pavimento y se reforzarán los cerramientos, además de ampliar la puerta de entrada de la ermita para garantizar la accesibilidad.

17 may. 2011

La Junta aprueba una ayuda de 90.000 euros para mejorar el santuario

Una subvención de 90.000 euros otorgada por el procedimiento de concesión directa y que se hará efectiva en dos anualidades. Es la cuantía que la Junta de Extremadura aportará para rehabilitar el santuario de la Virgen de la Montaña, según se aprobó la semana pasada en consejo de gobierno y aparece publicado en la edición de ayer del Diario Oficial de Extremadura (DOE).

"El tirón de la Junta de Extremadura es importante porque podría tirar de los demás organismos", valoró ayer Joaquín Floriano, mayordomo de la Real Cofradía de Nuestra Señora la Santísima Virgen de la Montaña, propietaria del edificio. Tras más de un año reclamando la reparación de las deficiencias del santuario, la cofradía logró que la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Cáceres, las diputaciones, Caja de Extremadura y Caja Badajoz, se comprometieran el pasado mes de febrero a financiar los 448.000 euros que cuesta la intervención necesaria. Cada una de las partes aportaría cerca de 90.000 euros porque la cofradía, como entidad sin ánimo de lucro, no cuenta con recursos para hacer frente a la obra. Desde entonces, solo la Diputación de Cáceres había confirmado en el pleno del pasado 28 de abril su aportación.

La subvención de la Junta de Extremadura se abonará en dos anualidades. La primera, de 55.000 euros, se fraccionará en dos pagos que se abonarán una vez que se firme el convenio de colaboración entre todas las entidades que participarán en la financiación de la obra, y a finales del año. El segunda, de 35.000 euros, con cargo al presupuesto del próximo año.

EL PROYECTO La rehabilitación comenzará por el saneamiento de las humedades, principal preocupación de la cofradía porque son la causa del deterioro de la estructura tanto en la ermita como en el camarín, según concluyó el informe técnico elaborado por la Fundación Valhondo y San Lázaro. De hecho, la sala no se ha podido visitar en meses por el mal estado que presentaba, agravado por las lluvias del pasado invierno, que han deteriorado notablemente la cúpula, las paredes y los frescos de la iglesia, que comenzó a construirse a finales del siglo XVII.

Una vez que se solucione el problema de las humedades se renovará también la instalación eléctrica y las tuberías. En el exterior se procederá también a la reparación del muro que soporta parte de la explanada, ya que se ha desplazado un contrafuerte y corre peligro de derrumbarse. Además se renovará el pavimento con un solado más moderno y se reforzarán los cerramientos. En cuanto a la accesibilidad, el proyecto contempla la ampliación de la puerta de entrada a la ermita, para facilitar el acceso al santuario de las personas discapacitadas.

El proyecto se encuentra actualmente en fase de licitación. Las empresas pueden presentar ofertas hasta el 26 de mayo. "Necesitamos y deseamos comenzar antes de que empiecen las lluvias para poder solventar el problema de las humedades cuanto antes", explicó Floriano sobre la planificación de los trabajos. De ahí que la cofradía esté tratando de agilizar los procedimientos administrativos con el fin de que una vez que las obras estén adjudicadas y todas las entidades confirmen las ayudas "se firme el convenio y si es posible, comiencen las obras al día siguiente", señaló el mayordomo.

EL PRESUPUESTO GLOBAL DE LA OBRA ASCIENDE A 448.000 EUROS. ACTUALMENTE ESTA EN FASE DE LICITACION.

Publicado el decreto para la reparación del Santuario

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer el decreto por el que se acuerda una subvención directa a la Cofradía de la Virgen de la Montaña para la reparación del Santuario. En dicho decreto se dispone que la Junta de Extremadura destinará a tal fin la cantidad de 90.000 euros, 55.000 en la presente anualidad y 35.000 euros en el año 2012, aunque la cuantía total de las reformas ascenderán a unos 458.000 euros. La Diputación de Cáceres ya ha aprobado la concesión de otros 90.000 euros y el resto será aportado por el Ayuntamiento cacereño y las cajas de ahorros de Extremadura y Badajoz. El objetivo de la ayuda, dice el decreto, es «preservar una parte del patrimonio cultural extremeño».

5 may. 2011

300 niños se presentarón ante la Patrona de Cáceres

El bebé más joven que ayer pasó por Santa María para recibir la protección de la Virgen tiene apenas siete días 
Futuras Hermanas de Carga de la Virgen subiendo al Santuario en 2010
Pilar Murillo, la camarera de la Virgen de la Montaña, eligió uno de sus mantos favoritos para uno de los días más intensos y especiales del novenario de la patrona de Cáceres. La imagen lució ayer el manto verde bordado con motivos marineros. Tiene más de un siglo de antigüedad y fue donado en 1902 por Petra Fernández Trejo.
Ante la talla desfilaron 300 niños nacidos durante el último año en la ciudad. Sus padres, movidos por la tradición y la devoción, se acercaron hasta la Concatedral de Santa María para seguir un ritual que se transmite de generación en generación. Los cacereños acuden a ver a la Virgen de la Montaña para presentar a los recién nacidos ante la talla y buscar, de esta forma, la protección de la patrona.
A las cuatro y media de la tarde arrancó el acto, que se dilató durante algo más de media hora. El sacerdote Florentino Muñoz, capellán de la cofradía de la Virgen de la Montaña, fue el encargado de bendecir a los bebés a los pies de la imagen. La ceremonia, como es habitual, se llevó a cabo en el altar mayor de Santa María, decorado con margaritas blancas. Pasaron, en concreto, 325 niños, según el dato facilitado por la hermandad. La cifra es inferior a la registrada en años anteriores. En 2010 se contabilizaron más de 400 menores y un año antes lo hicieron cerca de 500. En cualquier caso, el templo se llenó de carritos y hubo que guardar colas de diez minutos para poder llegar hasta la Virgen.
«Es un acto muy entrañable»
Ni Joaquín Floriano, mayordomo de la cofradía, ni Antonio Fernández-Borrella, hermano mayor, podían ocultar su alegría al término de la celebración. «Es un acto muy entrañable y una tradición que se debe fomentar», apunta Floriano. «A mí me trajeron cuando era un niño. Y yo he traído a mis hijos y a mis nietos», apunta el hermano mayor. Entre los dos desgranan las anécdotas de la jornada: el bebé más joven que ayer se presentó ante la Virgen tenía apenas siete días de vida, muchos lo hicieron vestidos de blanco y azul -colores que se corresponden con el hábito de la cofradía- y otros llevaban la medalla de la hermandad. «Ha venido un niño indio y otro chino», añade Fernández-Borrella.
Iris Acuña es cubana y devota de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de su país. Reside en Cáceres desde 2005 y se ha adaptado a la perfección a las costumbres y tradiciones de su nueva ciudad. Ayer se pasó por Santa María con su hija Marina, de cinco meses, el padre de la niña y los abuelos paternos. «Me ha parecido un acto muy bonito. Para mí es algo nuevo y me he emocionado mucho», reconoce.
Mientras tanto, en la fachada de la Concatedral, cuatro operarios de Jardines confeccionaron durante 12 horas y por sexto año consecutivo el tapiz floral con la silueta de la patrona. Hoy concluirán el trabajo. Ayer fue también el día de las amas de casa, que hicieron una ofrenda floral, el del Coro Rociero y el de los donantes de sangre. Se realizaron extracciones en el Obispado entre las 18.30 y las 22.00.

1 may. 2011

El Vestuario de la Virgen se amplía con un nuevo manto, el nº 123

Una cacereña de 70 años dona otro manto más a la patrona confeccionado por ella misma con la cola de su vestido de novia de hace 49 años



La colección de mantos de la Virgen de la Montaña se ha ampliado con uno más, y son ya 123. La cacereña Esperanza Collado, de 70 años, ha donado hace unos días el último: una prenda cosida a mano por ella misma con la cola del vestido de novia que lució en el altar hace 49 años. «Tengo devoción por la Virgen desde hace muchísimos años y me hacía mucha ilusión hacerle un manto», declaró ayer la autora del regalo a la patrona.
Se trata de un manto «sencillo», añadió, «pero hecho todo a mano con mucho amor y devoción». Al tejido blanco, Esperanza ha incorporado cenefas doradas para adornarlo y embellecerlo. La talla estrenó este manto el domingo de Resurrección, el pasado día 24 de abril, y lo lució durante tres días en el santuario, hasta la víspera de la bajada a la ciudad que se le vistió con el manto de la ciudad para la procesión del descenso a la concatedral. «Me gusta que la Virgen estrene los mantos nada más entregarlos porque a los donantes les hace mucha ilusión», explicó la camarera mayor encargada de vestirla, Pilar Murillo. «Me emocionó vérselo puesto», declaró en este sentido Esperanza Collado, que subió al santuario para ver vestida a la patrona con su traje de novia.
El vestidor de la Virgen está lleno de donaciones similares, bien de colectivos, como el Cimov, o bien de devotos particulares, la mayoría anónimos. Ese es el caso de el del torero que regaló el lució ayer la talla en Santa María, el número 53, realizado con un capote y confeccionado por las religiosas del santuario.
Con nombre y apellidos
Otros, sin embargo, tienen donantes con nombres y apellidos, como los que exhibirá la imagen durante este novenario, como el 105, que fue un obsequio de Eugenia Bravo y que vistió la Virgen el pasado jueves, o el número 8, un regalo de la marquesa de Camarena, Adela Carvajal y López Montenegro, que lució el viernes.
También los número 6, regalado por Josefa Colón y Sierra de Arce, y 10, de raso verde que ofreció Petra Fernández Trejo en 1902. Estos dos últimos podrán verse en los próximos días porque están entre los seleccionados por la camarera mayor para vestir a la imagen durante su estancia en la ciudad. «Elijo los mantos más vistosos y lucidos para estos días, tratando de no repetir los del año anterior», detalla Murillo. Después en el santuario, a lo largo del año, la Virgen viste de viernes a viernes uno de su colección.

30 abr. 2011

Camareras de ornato: trabajo por devoción









Más de 30 ánforas de plata y en ellas al menos dos docenas de claveles y docena y media de gladiolos. Miles de flores adornan la concatedral de Santa María con motivo de la celebración del novenario de Nuestra Señora la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres, todas ellas adquiridas en Bouquet por la Real Cofradía y colocadas primorosamente a diario por un equipo de camareras de ornato que dirige Pilar Campos, que comenzó hace 10 años esta tarea de la mano de Pepita Bravo, hasta que ésta le pasó el testigo hace dos años.
Las camareras realizan un arduo trabajo no solo durante el novenario, lo desarrollan los 365 días al año y solo movidas por la devoción y el amor a la patrona: limpian la plata con sus manos, lavan purificadores, planchan, cosen, ponen a punto los mantos... toda una filigrana que requiere horas de dedicación. Solo el miércoles comenzaron su trabajo poco antes de medianoche y no terminaron de poner a punto la concatedral hasta las cuatro de la madrugada.

28 abr. 2011

LA VIRGEN DE LA MONTAÑA CON LA TUNA, LOS SCOUTS Y LA ORQUESTA DE LA DIPUTACIÓN.

Orquesta de la Diputación de Cáceres



Scouts de San Yago



Tuna Universitaria de Cáceres



Recibimiento de la Virgen en la Plaza Mayor


¡ENHORABUENA Y BIENVENIDAS SEÑORAS!

Enhorabuena y bienvenidas, a las 9 Señoras de este mes de Abril, la Cacereña Bonita, portada a hombros por las 8 primeras HERMANAS de carga de nuestra Cofradia.
¡ENHORABUENA Y BIENVENIDAS SEÑORAS!





La 'cacereña bonita' cumplió ayer con la tradición rompiéndola: por primera vez ocho mujeres pudieron cargarla a hombros en su popular y emotivo descenso del santuario a la ciudad. Ellas, las hermanas de la cofradía que protagonizaron este simbólico e histórico logro por la igualdad, trataron de pasar inadvertidas, pero los objetivos de las cámaras apenas dejaron de enfocarlas.


A las cinco y media de la tarde, cuando comenzaban a configurarse los turnos de carga por alturas y comprobar el número de hermanos con los que se contaba, las mujeres ya sabían que era muy probable que su lucha se viera recompensada. La ausencia de hermanos titulares en los turnos permitió que ellas, que figuraban como suplentes, pudieran ocupar su lugar. Todas tenían los nervios a flor de piel los minutos previos al inicio de la procesión.

Guadalupe Martín y Belén García se convirtieron por azar en las dos primeras hermanas de la cofradía que cargan a la Virgen. Ambas formaron parte del turno que sacó la talla del santuario unos minutos después de las seis y cuarto de la tarde. Guadalupe, que pertenece a la hermandad desde que nació, nunca se había imaginado que ese momento pudiera llegar algún día. «Cargo en el Nazareno y la Sagrada Cena, pero la patrona es otra cosa...».

En el primer relevo, el siguiente turno contó con otras dos hermanas: Pilar Garzo y Sandra García. A las que uno de los compañeros, Ángel Jiménez, recibió con un efusivo: «¡Enhorabuena y bienvenidas, señoras!». Minutos después explicaría dicho saludo: «Ellas y yo íbamos juntos delante cuando éramos niños, pero después yo pude cargar y ellas no, así que me alegro mucho por ellas».

Lágrimas de los Paniagua

Y en el segundo relevo, después de la curva peligrosa, al nuevo turno de carga se incorporaron las otras cuatro hermanas, entre ellas la joven Nazaret Paniagua, quien iniciara esta batalla por la igualdad de sexos en el seno de la hermandad.

Ella y su madre, que también cargó en el mismo turno junto a Gema Manzano y María del Carmen Floriano, aguantaron las lágrimas que asomaron a sus ojos al hacerse con las andas. Pero fue soltarlas, avanzar unos pasos, encontrarse con su padre y marido, en el caso de la madre, abrazarse a él y dejarlas caer sobre el rostro. «Yo sabía que un día u otro este momento iba a llegar», dijo emocionada.

En el transcurso del recorrido, en el que el sol fue también protagonista, les volvería a tocar cargar junto a sus compañeros en diferentes tramos, pero esos primeros metros ya habían hecho historia. Al alcanzar la ermita del Calvario, grupos de cacereños, principalmente mujeres, sustituyeron a los cofrades para transportar a la Virgen. Es el tramo del pueblo, que se detiene para mirar a los enfermos del hospital y terminar en la ermita del Amparo, donde se le dedican oraciones y ofrendas florales.

En San Marquino, 16 niñas vestidas de serranas y dos guiadores, componentes todos de la escuela infantil de El Redoble, guiaron la comitiva hasta Fuente Concejo, el límite simbólico de la ciudad, al que llegó con algo más de diez minutos de retraso sobre el horario previsto. Allí ya se arremolinaban la alcadesa y otras autoridades, además de cientos de cacereños, para recibir a la patrona y entregarle el bastón de mando de Cáceres que la convierte en 'alcaldesa' de la ciudad durante su estancia en ella.

El desfile continuó hacia la engalanada calle Caleros y la nueva plaza Mayor, donde le dieron la bienvenida los vivas, cánticos y rezos de una multitud, los mismos que le acompañaron durante sus más de cinco horas de 'viaje' para dormir doce días en la ciudad.

27 abr. 2011

La patrona, con andas y corona restauradas

Nunca una procesión de bajada tendrá tantos estrenos como la de hoy: andas, corona y estandarte han pasado por el quirófano de Gracor, un taller de joyería situado en Moctezuma, donde las tres primorosas piezas han sido sometidas a una profunda restauración. A ello se une el que por vez primera las mujeres podrán cargar con la patrona, tras la reforma de los estatutos aprobada por la Real Cofradía.

Nuestra Señora la Virgen de la Montaña, a la que los cacereños rinden culto desde el siglo XVI, bajó por vez primera a la ciudad el 3 de mayo de 1641 ante las peticiones del vecindario en un año de grandes sequías. Hoy volverá a hacerlo con motivo de su novenario y, como siempre, se prevé que miles de personas la reciban al caer la tarde en Fuente Concejo.

La cofradía tiene ya dispuesto un amplio programa de actos que se inicia hoy con el desfile procesional de bajada de la talla, de estilo sevillano y realizada en madera de nogal por artista desconocido entre los años 1620-1626. La procesión comienza a las 18.00 horas con la salida desde el santuario. Horas antes, los miembros de la junta de gobierno de la cofradía, encabezada por su mayordomo, Joaquín Manuel Floriano, estarán en la ermita. Allí, y como es tradicional, almorzarán en el restaurante.

Alberto Gómez-Saucedo y Márquez, vocal de gobierno de la cofradía, es este año el jefe de procesión. Según explica, en torno a las 17.30 se organizan los turnos de carga de la talla. Hay cuatro escalafones: aspirante, suplente, activo y veterano. Acto seguido, y como es tradición, se entregan las medallas a los hermanos mayores de 65 años, este año hay uno: Luis Losada Guillén, y a los hermanos que pasan de suplentes a activos que adquieren la condición de hermanos de carga titulares y que son los siguientes: José Luis Muñoz Valiente, Jorge Velasco Domínguez, Cesáreo Pavón Bernal, Isidro Felipe Morales Borrella, Santiago Díaz Mellado y Juan Alberto Díaz Mellado.

Luego, en presencia del capellán de la cofradía, Florentino Muñoz, se reza la Salve y el hermano mayor, Antonio Fernández Borrella, organiza los turnos de carga con el reparto de planillos. Como es tradición, habrá cuatro turnos de 30 hermanos cada uno --todos menores de 65 años-- que suman los 120 que cargan la imagen.

LAS MUJERES Este año las mujeres podrán portar la talla. Hay ocho que lo han solicitado y que estarán en las mismas condiciones que cualquier otro hermano aspirante, es decir, cargarán siempre que haya sitio, o sea, en función de la falta de asistencia de los hermanos titulares de carga que se ausenten por problemas de salud, de trabajo, o por cualquier otro impedimento que no les permita asistir ese día a la procesión. Lo previsible, no obstante, es que puedan hacerlo, como ayer expresó contudentemente la cofradía, que ha asignado a las mujeres los turnos 2 y 4 en virtud de la estatura.

Desde hace dos años los cambios de turno (hay 17 en la bajada y 26 en la subida al ser los turnos más cortos porque la procesión es más rápida) están señalados en el suelo con una raya azul. Las señales se suceden del santuario a San Marquino. Igualmente, se reparte a los hermanos un plano con el punto exacto del cambio de turno en espera de que la cofradía busque una fórmula que a modo de chapas, madera, hierro o cerámica los marque de forma permanente. No obstante, y si hay algún hermano que se despista, el jefe de paso también informa convenientemente del cambio de turno.

La previsión es que a las 19.00 horas la policía local corte el tráfico en puente de San Francisco dirección Mira Al Río, en Fuente Rocha dirección Fuente Concejo y en la calle Picadero a Caleros.

EL DESFILE La procesión la abrirá el estandarte de la cofradía recientemente restaurado. Es de raso, con un medallón de plata en el centro que reproduce en oro la imagen de la Virgen. Le siguen los representantes de la Unión de Cofradías Penitenciales y de las de Gloria, los miembros de la Cofradía de la Soledad de Badajoz (con quien la Montaña prepara el hermanamiento) y de las Reales Asociaciones de Caballeros y Damas de Guadalupe y de Caballeros de Yuste. Seguidamente desfilarán más de 60 niños que este año han cambiado su posición en la procesión por petición popular puesto que estando más cerca de la talla se les hace menos largo el recorrido. Los pequeños, como el resto de hermanos, llevan túnica azul cielo, capelina, guantes y cinturón blancos, y zapato negro.

Tras la banda municipal desfilará, ya lo hace desde hace dos años, la réplica del pendón de San Jorge, símbolo de la reconquista de Cáceres por las tropas de Alfonso IX de León y cuyo original, datado en el siglo XIII, se conserva en el ayuntamiento.
A continuación, le seguirán los miembros de la corporación municipal y el estandarte que los cacereños regalaron a su patrona en 2006 con motivo del centenario de la declaración del patronazgo canónico de la Virgen sobre la ciudad. Obra de María Jesús Trejo, es blanco, ribeteado en bordados de oro, con una imagen de la talla en el centro sobre la que se lee su título de Madre de la Divina Gracia .

La Virgen saldrá sobre las andas de plata adquiridas en los 60 en un taller sevillano. Fueron restauradas en 1999 pero este año han sido sometidas a un baño de plata para evitar su oxidación y ahorrar trabajo a las camareras de ornato que cada año debían enfrentarse a una ardua tarea de limpieza. La camarera, Pilar Murillo, la vestirá como es costumbre con el manto que le regaló la ciudad por las bodas de plata de su coronación canónica en 1949 (de estilo renacimiento, hecho de tisú de plata fina con oro fino de alto relieve). Durante el novenario la patrona lucirá 11 mantos de los 123 que posee y que celosamente se custodian en el santuario dado su gran valor.

EN NARANJA Las camareras de ornato Pilar Campos, Martina Garrosa, Carmina González Carrasco, Loli Turégano, Patri Domínguez, María Antonia Muriel, María Victoria Galapero, Pepi Barroso, Cristina, María Jesús y Marisa Domínguez se encargarán de la colocación de las flores. En las seis ánforas de plata de las andas llevará gladiolos y claveles naranjas adquiridos en la floristería Bouquet. En los dos peldaños alrededor de las andas lucirá lilios, que también son naranjas.

La Montaña portará la corona circular de plata dorada datada en los años 20 y que acaba de ser restaurada en Gracor. La talla la cargan los hermanos a excepción del tramo del Calvario al Amparo, que la llevan los devotos. En esta última ermita se realiza una ofrenda floral y una oración. Hasta ahí la procesión es casi una romería y en Concejo adquiere un carácter oficial. Allí la alcaldesa, Carmen Heras, entregará a la patrona el bastón de mando como símbolo de la condición de la Montaña de alcaldesa honoraria, título que la Virgen ostenta en el novenario. Al cortejo se sumarán responsables de la Junta (no se sabe aún si el presidente Vara acudirá), de la diputación, las autoridades religiosas (el obispo Francisco Cerro) y los mandos militares, además de mujeres con mantillas y trajes regionales.

La Virgen desfilará junto a los niños guiadores del grupo cacereño El Redoble, cuya sección de adultos actuará también en la plaza Mayor. Al ritmo de la jota El Redoble, la talla enfilará hacia Caleros, hermana de honor de la cofradía, engalanada por su vecinos, que ayer como marca la tradición encalaron la vía. En esta popular calle, igual que en San Marquino y la plaza, el ayuntamiento ha instalado arcos cubiertos con hojas de palmeras y decorados con flores.

La imagen seguirá por la ermita del Vaquero, donde le cantarán Virgen Morenita . A la altura de la iglesia de Santiago recibirá el homenaje de los Scouts Sant Yago y de las cofradías del Nazareno y la Sagrada Cena. El grupo Sabor Mangurrino le dedicará sus plegarias. En las Cuatro Esquinas la tuna le hará una ofrenda.

La Virgen llegará a la plaza, recientemente restaurada, a las 22.00. A la altura de la ermita de la Paz la cargará la corporación. La alcaldesa dará el discurso de bienvenida y habrá plegaria del obispo en los soportales del ayuntamiento. La patrona entrará en la concatedral al son del Himno de España. Tras la Salve comenzará el novenario, cuya predicación correrá a cargo de José Arnas, que ocupará la Sagrada Cátedra. La presentación a los niños es el 4 de mayo y el Besamanto el viernes y el sábado siguientes. La imagen regresará al santuario el domingo 8 de mayo, a las nueve de la mañana.

26 abr. 2011

HOY.es retransmitirá en directo la bajada de la patrona


Hoy.es, restrasmitirá mañana en directo el descenso de la Virgen de la Montaña a la ciudad. La conexión arrancará a las 18,25 desde la Plaza Mayor para ofrecer todo el recorrido de la patrona de Cáceres. Con un despliege de cinco cámaras móviles distribuidas por todo el itinerario, se seguirá con detalle la salida de la Virgen de su santuario a las 18,30 horas, su llegada a Fuente Concejo sobre las 20,30 horas -donde será recibida por las autoridades y donde Carmen Heras entregará el bastón de mando a la patrona- y asimismo, el recorrido por la calle Caleros, plaza de Santiago, plaza del Duque y Plaza Mayor. La retransmisión contará con los comentarios y análisis de los periodistas Fernando García Morales, Juan Domingo Fernández, subdirector del Diario Hoy, y María Fernández, como conductora de la retransmisión.

AUNQUE SE  QUE NO ES NECESARIO, ME ATREVO HA REALIZAR ESTA PETICIÓN:
RUEGO LA ASISTENCIA DE TODOS LOS HERMANOS DE CARGA, AQUELLOS QUE NO SE LO IMPIDA SUS OBLIGACIONES LABORALES, NUNCA LA FALTA DE ASISTENCIA POR UNA RETRANSMISIÓN DEPORTIVA.

La pregonera de la Montaña centra su mensaje en la devoción mariana



La pregonera de la Montaña centra su mensaje en la devoción mariana ( El Periódico Extremadura - 26/04/2011 )

25 abr. 2011

Entrevista a María del Carmen Fuentes Nogales, Es un honor ser la pregonera de la Patrona

Esta tarde pronunciará el pregón de la Virgen de la Montaña en el aula de cultura de la calle Clavellinas.
 
María del Carmen Fuentes Nogales (Cáceres, 1964) pronunciará esta tarde, a partir de las 20.30 horas, el pregón de la Virgen de la Montaña en el aula de cultura de Clavellinas. Es licenciada en Filosofía y Letras y está al frente del Archivo de la Diócesis. Habituada a manejar documentos con siglos de historia, hoy aparcará por un rato su faceta de investigadora para subirse a un escenario y abrir los actos dedicados a la patrona de la ciudad. La procesión de bajada será el miércoles, día 27. El desfile partirá a las 18.00 horas del Santuario y, como es habitual, llegará a Fuente Concejo dos horas y media más tarde.

-¿Es hermana de la cofradía?

-No.

-¿Cómo reaccionó cuando le propusieron dar el pregón?

-Como cacereña y como cristiana, me produjo una gran alegría, aunque también entraña mucha responsabilidad. Agradezco al mayordomo y a la junta directiva de la cofradía que se fijaran en mí. Es un honor ser la pregonera de la patrona de Cáceres.

-¿Cómo afronta este reto?

-Para una persona como yo, a la que le gusta estar en un discreto plano, es un reto importante. Pero confío en que la Virgen María de la Montaña me ayudará, como siempre lo ha hecho.

-¿Cuál es el principal mensaje sobre el que se articula su pregón?

-Que la devoción a la Virgen María nos conduce siempre a Cristo. Como cristianos, estamos llamados a encarnar el Evangelio de Cristo en nuestra vida cotidiana.

-¿Lleva mucho tiempo preparándolo? ¿Se ha dejado aconsejar?

-Un poquito. No he pedido consejo, pero un amigo sí ha leído el pregón y eso me da sosiego y paz.

-¿Qué le han comentado sus amigos y compañeros de trabajo?

-Se han alegrado, me dan ánimos y van a estar conmigo en ese momento. Les doy las gracias por adelantado. Algunos no estarán presentes por motivos de trabajo, pero se acordarán de mí.

-¿Qué le parece que este año las hermanas de la cofradía tengan los mismos derechos que los hombres para cargar con la Virgen?

-La cofradía tiene sus estatutos y así lo ha decidido. Me parece bien. La Virgen nos quiere a todos porque todos somos sus hijos.

-¿Cuál es el momento más emotivo, bajo su punto de vista, de la procesión de bajada?

-El momento más emotivo para mí, tanto en la bajada como en la subida, es el que se produce en la Concatedral de Santa María. Al recibirla, cuando hace su entrada en el templo, siento una emoción que no puedo describir y son muchos los recuerdos familiares que me vienen a la cabeza. En la despedida, el momento más emotivo es la última misa en Santa María.

-Dígame qué significa en su vida la Virgen de la Montaña.

-Para mí, María es madre de Dios y madre nuestra. Es la madre que acoge, auxilia y socorre en los momentos difíciles. Es la referencia en mi vida cristiana, con su ejemplo de vida y de seguimiento a su hijo. -¿Y para la ciudad?

-Puede parecer un símbolo, pero estoy segura de que, en lo más profundo de los cacereños, es la madre a la que elevan sus plegarias y dan las gracias por los favores recibidos.

-¿Cada cuánto sube al Santuario?

-Varias veces al año. Me produce gozo y tranquilidad estar en un paraje tan especial y en su ermita que, a pesar de estar siempre llena de fieles devotos, invita al recogimiento. Desde él protege a la ciudad con su maternal ternura.

-¿Cuál es su manto preferido?

-Todos son preciosos. Tengo especial cariño al manto que le regaló María Amparo Gundín, por ser el que lució el día de la boda de un familiar al que quiero muchísimo.

-¿Qué ha sido lo último que le ha pedido a la Virgen?

-Que ayude y dé fuerza a las personas que lo están pasando mal por diversos motivos: el paro, las guerras, los desastres de la naturaleza...

-¿Guarda recuerdos de la infancia relacionados con la patrona?

-Sí. Tengo recuerdos entrañables. De niña formaba parte del grupo de niñas que bailaba la danza del guiador al recibir y al despedir a la Virgen de la Montaña. Nuestras profesoras, Guadalupe y Toñi, estaban pendientes de todos los detalles. Es un bonito recuerdo que me ha venido a la memoria estos días.

-¿Está nerviosa?

-Un poco, pero la ayuda del Señor me tranquiliza y me da paz. Con el apoyo de mis amigos me siento animada.