23 oct. 2011

Las obras la Montaña estarán terminadas en mayo y no afectarán a la bajada de la Virgen

Ya ha concluido el arreglo más urgente, las goteras y el tejado. Ahora los trabajos se centran en la fachada. Después se limpiará el retablo y se reformará el camarín pero la patrona continuará en el interior del santuario. Las obras del santuario de la Montaña acabarán antes del mes de mayo y no afectarán a la bajada de la Virgen, acto más multitudinario y uno de los más representativos y tradicionales para los cacereños. Así lo avanzó el arquitecto del proyecto de rehabilitación del templo, Pedro de Miguel Mora, que advirtió que el plazo de ejecución es hasta abril del 2012 y se respetará. Terminan así las incógnitas acerca de si la patrona podría o no bajar en procesión a la ciudad desde el santuario como lo ha venido haciendo desde hace siglos. Hasta el momento, han finalizado las actuaciones más urgentes que se centraban en la reforma del tejado y las goteras, causa que ha llevado al deterioro de las zonas interiores (paredes, pinturas y frescos que tienen siglos de historia). Ahora se intenta adecentar la fachada con pintura. La empresa adjudicataria, Restaura (de Trujillo), ha decido aplicar una pintura con resinas especializadas en humedades que durará cerca de diez años. Ha concluido también la reconstrucción del campanario (en la foto de abajo) que se encontraba en pésimas condiciones. "Estaba contemplado en el proyecto, el campanario estaba muy mal. También se han reconstruido los pináculos", dijo el arquitecto, Pedro de Miguel Mora. El santuario aún luce sus andamios en el exterior, pero según las previsiones del arquitecto, estos desaparecerán antes de finales de año, cuando hayan acabado los trabajos en la zona exterior. ARREGLO DE 'LA TROCHA' En estos momentos la brigada de obras también adecenta el camino de adoquines que sube directamente al santuario desde la última curva que da acceso al mismo, camino conocido como la trocha . Era el único tramo de la zona que faltaba por arreglar porque pertenecía a la cofradía. Para ello se está instalando una capa de hormigón y se pondrá adoquinado nuevo. Tras todo esto, los trabajos se trasladarán al interior del santuario donde se limpiará el retablo y se pintarán las paredes. "Se va a intentar que interrumpa lo menos posible a los cultos. Cuando se limpie el retablo vamos a dejar un espacio para que la Virgen pueda seguir ahí. Solo se cerrará cuando haya que pintar, pero será lo mínimo", aseguró el arquitecto de la reforma, Pedro de Miguel. EL CAMARIN Quizá lo más complicado sea la reconstrucción de los frescos del camarín. De ello se encargarán dos especialistas en Bellas Artes más dos ayudantes. En esta actuación tardarán alrededor de tres meses. "Tienen que volver a pintarlo casi todo porque está en muy mal estado", dijo el arquitecto, Pedro de Miguel Mora. De hecho lleva cerrado al público desde hace meses. La rehabilitación del santuario está valorada en 457.595 euros que han sido aportados por Caja Extremadura (20,5%), Caja Badajoz (20,5%), Junta de Extremadura (19,67%), Ayuntamiento de Cáceres (19,67%) y Diputación de Cáceres (19,67%). La necesidad de las mismas ha sido pedida a gritos por la cofradía, que anunció que si no se llevaban a cabo la estructura del santuario correría "grave" peligro.