24 may. 2016

La imagen de la patrona es sometida a un proceso de escaneo en 3D por la UEx

La Virgen de la Montaña, patrona de la ciudad, acaba de ser sometida a un escaneo en tres dimensiones con un margen de error de apenas 0,5 milímetros. Con el modelo obtenido, la cofradía podría hacer una réplica exacta de la talla si fuera necesario. La imagen es original del siglo XVII.

El camarín del Santuario recibió el viernes por la tarde la visita de los integrantes del grupo de investigación Nexus, vinculado a la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura. Se trata de un equipo multidisciplinar, centrado en la aplicación de la ingeniería a campos como el patrimonio o el territorio.

Una colaboración entre la cofradía de la Virgen de la Montaña y este grupo ha permitido la realización de este completo estudio, efectuado con cuatro equipos distintos: una cámara térmica (para analizar la temperatura de la talla), una cámara hiperespectral (muestra detalles que el ojo humano no aprecia), un espectro radiómetro (permite observar la composición química y detalles de los pigmentos) y un escáner de mano (que proporciona un modelo en 3D de gran precisión de la imagen).
Con el análisis de todas estas variables, el modelo obtenido permitiría reproducir la imagen de la Virgen de la Montaña con total fiabilidad. «En el caso de que la talla desaparezca, se robe, haya un desastre o cualquier catástrofe se podría hacer una réplica. Todos estos datos se guardan en el ordenador y se pueden utilizar en el momento en el que sea necesario», explica José Juan San José, el coordinador de Nexus.

Uno de los equipos empleados, la cámara hiperespectral, se suele utilizar también en el mundo del arte para radiografiar cuadros y descubrir, por ejemplo, los trazos incipientes que precedieron al óleo. En el caso de la Virgen de la Montaña, permitirá ver las capas de pintura que tiene la imagen e, incluso, lo que se oculta tras ellas

No es la primera vez que la Universidad colabora con la cofradía. Cada vez que llegan nuevos equipos al grupo Nexus, sus integrantes hacen una propuesta a la hermandad. De hecho, ya existe un escaneo del edificio y del retablo mayor. También han trabajado en la Catedral de Coria, en la Concatedral de Santa María y en la ermita de San Jorge. El grupo de la Politécnica ha viajado, además, hasta Portugal para lograr las réplicas tridimensionales de la Torre de Belén, en Lisboa, y del monasterio de Alcobaça.


Colaboración con la Diócesis

Hasta el Santuario se desplazó el viernes Florencio García Mogollón, delegado de Patrimonio de la Diócesis de Coria-Cáceres y catedrático de Historia del Arte. El grupo Nexus, explica, es un colaborador habitual del Obispado. Hace un seguimiento anual de los movimientos que tiene la Catedral de Coria, entre otros trabajos.

Pedro Luis Aguilar, Luis Francisco Martínez, Mari Ángeles Parrilla, Manuel Sánchez y José Moreno completan el equipo de investigación desplazado hasta el Santuario.

Según los datos facilitados por Miguel Ángel Ortí Belmonte en su libro 'Historia del culto y del Santuario de Nuestra Señora de la Montaña', la fecha del tallado de la imagen se sitúa entre los años 1620 y 1626. Es de autor desconocido. «Está hecha en madera de nogal, de cuerpo entero, sobre peñas terminadas en prismas (...). Viste manto que cae desde la cabeza, de color azul, y túnica que sujeta con un cinturón en rojo y oro», describe el autor.

La patrona de Cáceres mide 58 centímetros. La cabeza tiene diez centímetros y la cara ocho. La figura del niño Jesús mide 25 centímetros. «Descansa sobre una peana cuadrada, que lleva en bellas letras capitales del siglo XVII la leyenda Nuestra Señora de Monserrat», apostilla Ortí Belmonte. Hay que recordar que fue así como se denominó inicialmente a la imagen. Todos estos detalles están ahora a salvo en un ordenador.