27 jun. 2011

Las instituciones darán mañana luz verde al arreglo del santuario

Elena Nevado da instrucciones para el pago que compete al ayuntamiento.Junta, consistorio, cajas y diputaciones aportan los 448.000 necesarios de la obra.

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, anunció ayer en declaraciones a este diario que mañana martes las instituciones darán luz verde al convenio que permitirá las obras de remodelación del santuario de Nuestra Señora la Santísima Virgen de la Montaña, patrona de la ciudad.


La rúbrica tendrá lugar a las seis de la tarde en el despacho del presidente de la Junta en funciones, Guillermo Fernández Vara, en el edificio de Servicios Múltiples, al ser el gobierno regional junto al propio ayuntamiento, las dos diputaciones, Caja Badajoz y Caja Extremadura las instituciones que aportan los 448.000 euros (a razón de cerca de 90.000 eruos cada una de ellas) que son necesarios para acometer la actuación.
Ya el pasado 16 de mayo el Diario Oficial de Extremadura publicó la decisión adoptada entonces por el consejo de gobierno por la que la Junta otorgaba su parte de la subvención, pero aún restaba el trámite del ayuntamiento. Una de las primeras entrevistas que mantuvo la alcaldesa nada más celebrarse el pleno de su investidura fue con la junta de gobierno de la Real Cofradía, que encabeza su mayordomo, Joaquín María Floriano Gómez, quien transmitió a la regidora cacereña la necesidad de agilizar los trámites burocráticos del convenio.
Elena Nevado dio entonces el visto bueno para que la maquinaria administrativa se pusiera en marcha. Ya ha dado instrucciones a su portavoz, Valentín Pachecho, para que informe hoy mismo al resto de concejales y mañana se firmará el convenio.
Nevado se mostró ayer visiblemente satisfecha. Recordó que el presidente de su partido y próximo presidente de la Junta, José Antonio Monago, le comunció personalmente hace unos días su deseo de que se agilizara la obra, y la alcaldesa definió el proyecto como "una necesidad urgente porque el ayuntamiento no puede decir no a la Virgen".
La rehabilitación comenzará por el saneamiento de las humedades, principal preocupación de la cofradía porque son la causa del deterioro de la estructura tanto en la ermita como en el camarín. De hecho, la sala no se ha podido visitar en meses por el mal estado que presentaba, agravado por las lluvias del pasado invierno, que han deteriorado notablemente la cúpula, las paredes y los frescos de la iglesia, que comenzó a construirse a finales del XVII. También se renovará la instalación eléctrica y las tuberías. En el exterior se procederá a la reparación del muro que soporta parte de la explanada, se renovará el pavimento y se reforzarán los cerramientos, además de ampliar la puerta de entrada de la ermita para garantizar la accesibilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario