17 may. 2011

La Junta aprueba una ayuda de 90.000 euros para mejorar el santuario

Una subvención de 90.000 euros otorgada por el procedimiento de concesión directa y que se hará efectiva en dos anualidades. Es la cuantía que la Junta de Extremadura aportará para rehabilitar el santuario de la Virgen de la Montaña, según se aprobó la semana pasada en consejo de gobierno y aparece publicado en la edición de ayer del Diario Oficial de Extremadura (DOE).

"El tirón de la Junta de Extremadura es importante porque podría tirar de los demás organismos", valoró ayer Joaquín Floriano, mayordomo de la Real Cofradía de Nuestra Señora la Santísima Virgen de la Montaña, propietaria del edificio. Tras más de un año reclamando la reparación de las deficiencias del santuario, la cofradía logró que la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Cáceres, las diputaciones, Caja de Extremadura y Caja Badajoz, se comprometieran el pasado mes de febrero a financiar los 448.000 euros que cuesta la intervención necesaria. Cada una de las partes aportaría cerca de 90.000 euros porque la cofradía, como entidad sin ánimo de lucro, no cuenta con recursos para hacer frente a la obra. Desde entonces, solo la Diputación de Cáceres había confirmado en el pleno del pasado 28 de abril su aportación.

La subvención de la Junta de Extremadura se abonará en dos anualidades. La primera, de 55.000 euros, se fraccionará en dos pagos que se abonarán una vez que se firme el convenio de colaboración entre todas las entidades que participarán en la financiación de la obra, y a finales del año. El segunda, de 35.000 euros, con cargo al presupuesto del próximo año.

EL PROYECTO La rehabilitación comenzará por el saneamiento de las humedades, principal preocupación de la cofradía porque son la causa del deterioro de la estructura tanto en la ermita como en el camarín, según concluyó el informe técnico elaborado por la Fundación Valhondo y San Lázaro. De hecho, la sala no se ha podido visitar en meses por el mal estado que presentaba, agravado por las lluvias del pasado invierno, que han deteriorado notablemente la cúpula, las paredes y los frescos de la iglesia, que comenzó a construirse a finales del siglo XVII.

Una vez que se solucione el problema de las humedades se renovará también la instalación eléctrica y las tuberías. En el exterior se procederá también a la reparación del muro que soporta parte de la explanada, ya que se ha desplazado un contrafuerte y corre peligro de derrumbarse. Además se renovará el pavimento con un solado más moderno y se reforzarán los cerramientos. En cuanto a la accesibilidad, el proyecto contempla la ampliación de la puerta de entrada a la ermita, para facilitar el acceso al santuario de las personas discapacitadas.

El proyecto se encuentra actualmente en fase de licitación. Las empresas pueden presentar ofertas hasta el 26 de mayo. "Necesitamos y deseamos comenzar antes de que empiecen las lluvias para poder solventar el problema de las humedades cuanto antes", explicó Floriano sobre la planificación de los trabajos. De ahí que la cofradía esté tratando de agilizar los procedimientos administrativos con el fin de que una vez que las obras estén adjudicadas y todas las entidades confirmen las ayudas "se firme el convenio y si es posible, comiencen las obras al día siguiente", señaló el mayordomo.

EL PRESUPUESTO GLOBAL DE LA OBRA ASCIENDE A 448.000 EUROS. ACTUALMENTE ESTA EN FASE DE LICITACION.

No hay comentarios:

Publicar un comentario