29 dic. 2011

LAS OBRAS DEL SANTURIO DE LA VIRGEN TERMINARAN EN ABRIL

El santuario de la Virgen de la Montaña de Cáceres se trasladó ayer a Mérida. En realidad quienes lo hicieron fueron los responsables de la cofradía de la Virgen de la Montaña, Joaquín Manuel Floriano y Juan Carlos Rincón, su mayordomo y su vicemayordomo. Ellos se encargaron de explicarle al presidente del parlamento, Fernando Manzano, el proyecto de rehabilitación que terminará a finales del mes de abril y que contempla la impermeabilización de la fachada, el refuerzo de la carpintería metálica con doble ventana y el arreglo de la cubierta, medidas para mejorar el estado general y la conservación del templo y de las pinturas, frescos del siglo XVII que han llegado a peligrar. La humedad es uno de los grandes problemas de este santuario que verá terminadas las obras en días cercanos a la salida de la imagen de la Virgen hacia la ciudad hacia la iglesia de Santo Domingo, en donde este año, de manera extraordinaria por las obras en Santa María, se celebrará el novenario. La bajada de la Virgen tendrá lugar el 25 de abril. Tal y como ha explicado Joaquín Manuel Floriano el presidente del parlamento extremeño les ha ofrecido la posibilidad de editar una publicación que recoja todos los detalles de esta obra y su relevancia para el patrimonio cacereño. Por el momento la cofradía anda embarcada en la ejecución de las obras y será cuando éstas finalicen cuando se pongan a pensar en la elaboración de un libro, que recogerá las distintas fases por las que ha atravesado este templo y también su historia y su implicación en la vida de los cacereños. La elaboración de este volumen correría a cargo del servicio de publicaciones de la cámara. Aún no se ha fijado una fecha para inauguración de la reforma, en la que se pretende que estén todos los representantes de las instituciones que han colaborado en estas obras. Incremento del presupuesto El importe de las obras asciende a 457.000 euros, cantidad que han aportado la Junta de Extremadura, la Diputación de Cáceres, la Caja de Extremadura, la Caja de Badajoz y el Ayuntamiento de Cáceres. También se cuenta con la aportación de donantes privados, aunque la cofradía aún no conoce el importe exacto de estas contribuciones. Floriano aseguró que se espera que se incremente el presupuesto por cuestiones de última hora. «Es algo que sucede en cualquier obra que se lleve a cabo», indicó sin precisar el aumento en la cantidad económica que cambiará la cara a este templo.