30 abr. 2011

Camareras de ornato: trabajo por devoción









Más de 30 ánforas de plata y en ellas al menos dos docenas de claveles y docena y media de gladiolos. Miles de flores adornan la concatedral de Santa María con motivo de la celebración del novenario de Nuestra Señora la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres, todas ellas adquiridas en Bouquet por la Real Cofradía y colocadas primorosamente a diario por un equipo de camareras de ornato que dirige Pilar Campos, que comenzó hace 10 años esta tarea de la mano de Pepita Bravo, hasta que ésta le pasó el testigo hace dos años.
Las camareras realizan un arduo trabajo no solo durante el novenario, lo desarrollan los 365 días al año y solo movidas por la devoción y el amor a la patrona: limpian la plata con sus manos, lavan purificadores, planchan, cosen, ponen a punto los mantos... toda una filigrana que requiere horas de dedicación. Solo el miércoles comenzaron su trabajo poco antes de medianoche y no terminaron de poner a punto la concatedral hasta las cuatro de la madrugada.

28 abr. 2011

LA VIRGEN DE LA MONTAÑA CON LA TUNA, LOS SCOUTS Y LA ORQUESTA DE LA DIPUTACIÓN.

Orquesta de la Diputación de Cáceres



Scouts de San Yago



Tuna Universitaria de Cáceres



Recibimiento de la Virgen en la Plaza Mayor


¡ENHORABUENA Y BIENVENIDAS SEÑORAS!

Enhorabuena y bienvenidas, a las 9 Señoras de este mes de Abril, la Cacereña Bonita, portada a hombros por las 8 primeras HERMANAS de carga de nuestra Cofradia.
¡ENHORABUENA Y BIENVENIDAS SEÑORAS!





La 'cacereña bonita' cumplió ayer con la tradición rompiéndola: por primera vez ocho mujeres pudieron cargarla a hombros en su popular y emotivo descenso del santuario a la ciudad. Ellas, las hermanas de la cofradía que protagonizaron este simbólico e histórico logro por la igualdad, trataron de pasar inadvertidas, pero los objetivos de las cámaras apenas dejaron de enfocarlas.


A las cinco y media de la tarde, cuando comenzaban a configurarse los turnos de carga por alturas y comprobar el número de hermanos con los que se contaba, las mujeres ya sabían que era muy probable que su lucha se viera recompensada. La ausencia de hermanos titulares en los turnos permitió que ellas, que figuraban como suplentes, pudieran ocupar su lugar. Todas tenían los nervios a flor de piel los minutos previos al inicio de la procesión.

Guadalupe Martín y Belén García se convirtieron por azar en las dos primeras hermanas de la cofradía que cargan a la Virgen. Ambas formaron parte del turno que sacó la talla del santuario unos minutos después de las seis y cuarto de la tarde. Guadalupe, que pertenece a la hermandad desde que nació, nunca se había imaginado que ese momento pudiera llegar algún día. «Cargo en el Nazareno y la Sagrada Cena, pero la patrona es otra cosa...».

En el primer relevo, el siguiente turno contó con otras dos hermanas: Pilar Garzo y Sandra García. A las que uno de los compañeros, Ángel Jiménez, recibió con un efusivo: «¡Enhorabuena y bienvenidas, señoras!». Minutos después explicaría dicho saludo: «Ellas y yo íbamos juntos delante cuando éramos niños, pero después yo pude cargar y ellas no, así que me alegro mucho por ellas».

Lágrimas de los Paniagua

Y en el segundo relevo, después de la curva peligrosa, al nuevo turno de carga se incorporaron las otras cuatro hermanas, entre ellas la joven Nazaret Paniagua, quien iniciara esta batalla por la igualdad de sexos en el seno de la hermandad.

Ella y su madre, que también cargó en el mismo turno junto a Gema Manzano y María del Carmen Floriano, aguantaron las lágrimas que asomaron a sus ojos al hacerse con las andas. Pero fue soltarlas, avanzar unos pasos, encontrarse con su padre y marido, en el caso de la madre, abrazarse a él y dejarlas caer sobre el rostro. «Yo sabía que un día u otro este momento iba a llegar», dijo emocionada.

En el transcurso del recorrido, en el que el sol fue también protagonista, les volvería a tocar cargar junto a sus compañeros en diferentes tramos, pero esos primeros metros ya habían hecho historia. Al alcanzar la ermita del Calvario, grupos de cacereños, principalmente mujeres, sustituyeron a los cofrades para transportar a la Virgen. Es el tramo del pueblo, que se detiene para mirar a los enfermos del hospital y terminar en la ermita del Amparo, donde se le dedican oraciones y ofrendas florales.

En San Marquino, 16 niñas vestidas de serranas y dos guiadores, componentes todos de la escuela infantil de El Redoble, guiaron la comitiva hasta Fuente Concejo, el límite simbólico de la ciudad, al que llegó con algo más de diez minutos de retraso sobre el horario previsto. Allí ya se arremolinaban la alcadesa y otras autoridades, además de cientos de cacereños, para recibir a la patrona y entregarle el bastón de mando de Cáceres que la convierte en 'alcaldesa' de la ciudad durante su estancia en ella.

El desfile continuó hacia la engalanada calle Caleros y la nueva plaza Mayor, donde le dieron la bienvenida los vivas, cánticos y rezos de una multitud, los mismos que le acompañaron durante sus más de cinco horas de 'viaje' para dormir doce días en la ciudad.

27 abr. 2011

La patrona, con andas y corona restauradas

Nunca una procesión de bajada tendrá tantos estrenos como la de hoy: andas, corona y estandarte han pasado por el quirófano de Gracor, un taller de joyería situado en Moctezuma, donde las tres primorosas piezas han sido sometidas a una profunda restauración. A ello se une el que por vez primera las mujeres podrán cargar con la patrona, tras la reforma de los estatutos aprobada por la Real Cofradía.

Nuestra Señora la Virgen de la Montaña, a la que los cacereños rinden culto desde el siglo XVI, bajó por vez primera a la ciudad el 3 de mayo de 1641 ante las peticiones del vecindario en un año de grandes sequías. Hoy volverá a hacerlo con motivo de su novenario y, como siempre, se prevé que miles de personas la reciban al caer la tarde en Fuente Concejo.

La cofradía tiene ya dispuesto un amplio programa de actos que se inicia hoy con el desfile procesional de bajada de la talla, de estilo sevillano y realizada en madera de nogal por artista desconocido entre los años 1620-1626. La procesión comienza a las 18.00 horas con la salida desde el santuario. Horas antes, los miembros de la junta de gobierno de la cofradía, encabezada por su mayordomo, Joaquín Manuel Floriano, estarán en la ermita. Allí, y como es tradicional, almorzarán en el restaurante.

Alberto Gómez-Saucedo y Márquez, vocal de gobierno de la cofradía, es este año el jefe de procesión. Según explica, en torno a las 17.30 se organizan los turnos de carga de la talla. Hay cuatro escalafones: aspirante, suplente, activo y veterano. Acto seguido, y como es tradición, se entregan las medallas a los hermanos mayores de 65 años, este año hay uno: Luis Losada Guillén, y a los hermanos que pasan de suplentes a activos que adquieren la condición de hermanos de carga titulares y que son los siguientes: José Luis Muñoz Valiente, Jorge Velasco Domínguez, Cesáreo Pavón Bernal, Isidro Felipe Morales Borrella, Santiago Díaz Mellado y Juan Alberto Díaz Mellado.

Luego, en presencia del capellán de la cofradía, Florentino Muñoz, se reza la Salve y el hermano mayor, Antonio Fernández Borrella, organiza los turnos de carga con el reparto de planillos. Como es tradición, habrá cuatro turnos de 30 hermanos cada uno --todos menores de 65 años-- que suman los 120 que cargan la imagen.

LAS MUJERES Este año las mujeres podrán portar la talla. Hay ocho que lo han solicitado y que estarán en las mismas condiciones que cualquier otro hermano aspirante, es decir, cargarán siempre que haya sitio, o sea, en función de la falta de asistencia de los hermanos titulares de carga que se ausenten por problemas de salud, de trabajo, o por cualquier otro impedimento que no les permita asistir ese día a la procesión. Lo previsible, no obstante, es que puedan hacerlo, como ayer expresó contudentemente la cofradía, que ha asignado a las mujeres los turnos 2 y 4 en virtud de la estatura.

Desde hace dos años los cambios de turno (hay 17 en la bajada y 26 en la subida al ser los turnos más cortos porque la procesión es más rápida) están señalados en el suelo con una raya azul. Las señales se suceden del santuario a San Marquino. Igualmente, se reparte a los hermanos un plano con el punto exacto del cambio de turno en espera de que la cofradía busque una fórmula que a modo de chapas, madera, hierro o cerámica los marque de forma permanente. No obstante, y si hay algún hermano que se despista, el jefe de paso también informa convenientemente del cambio de turno.

La previsión es que a las 19.00 horas la policía local corte el tráfico en puente de San Francisco dirección Mira Al Río, en Fuente Rocha dirección Fuente Concejo y en la calle Picadero a Caleros.

EL DESFILE La procesión la abrirá el estandarte de la cofradía recientemente restaurado. Es de raso, con un medallón de plata en el centro que reproduce en oro la imagen de la Virgen. Le siguen los representantes de la Unión de Cofradías Penitenciales y de las de Gloria, los miembros de la Cofradía de la Soledad de Badajoz (con quien la Montaña prepara el hermanamiento) y de las Reales Asociaciones de Caballeros y Damas de Guadalupe y de Caballeros de Yuste. Seguidamente desfilarán más de 60 niños que este año han cambiado su posición en la procesión por petición popular puesto que estando más cerca de la talla se les hace menos largo el recorrido. Los pequeños, como el resto de hermanos, llevan túnica azul cielo, capelina, guantes y cinturón blancos, y zapato negro.

Tras la banda municipal desfilará, ya lo hace desde hace dos años, la réplica del pendón de San Jorge, símbolo de la reconquista de Cáceres por las tropas de Alfonso IX de León y cuyo original, datado en el siglo XIII, se conserva en el ayuntamiento.
A continuación, le seguirán los miembros de la corporación municipal y el estandarte que los cacereños regalaron a su patrona en 2006 con motivo del centenario de la declaración del patronazgo canónico de la Virgen sobre la ciudad. Obra de María Jesús Trejo, es blanco, ribeteado en bordados de oro, con una imagen de la talla en el centro sobre la que se lee su título de Madre de la Divina Gracia .

La Virgen saldrá sobre las andas de plata adquiridas en los 60 en un taller sevillano. Fueron restauradas en 1999 pero este año han sido sometidas a un baño de plata para evitar su oxidación y ahorrar trabajo a las camareras de ornato que cada año debían enfrentarse a una ardua tarea de limpieza. La camarera, Pilar Murillo, la vestirá como es costumbre con el manto que le regaló la ciudad por las bodas de plata de su coronación canónica en 1949 (de estilo renacimiento, hecho de tisú de plata fina con oro fino de alto relieve). Durante el novenario la patrona lucirá 11 mantos de los 123 que posee y que celosamente se custodian en el santuario dado su gran valor.

EN NARANJA Las camareras de ornato Pilar Campos, Martina Garrosa, Carmina González Carrasco, Loli Turégano, Patri Domínguez, María Antonia Muriel, María Victoria Galapero, Pepi Barroso, Cristina, María Jesús y Marisa Domínguez se encargarán de la colocación de las flores. En las seis ánforas de plata de las andas llevará gladiolos y claveles naranjas adquiridos en la floristería Bouquet. En los dos peldaños alrededor de las andas lucirá lilios, que también son naranjas.

La Montaña portará la corona circular de plata dorada datada en los años 20 y que acaba de ser restaurada en Gracor. La talla la cargan los hermanos a excepción del tramo del Calvario al Amparo, que la llevan los devotos. En esta última ermita se realiza una ofrenda floral y una oración. Hasta ahí la procesión es casi una romería y en Concejo adquiere un carácter oficial. Allí la alcaldesa, Carmen Heras, entregará a la patrona el bastón de mando como símbolo de la condición de la Montaña de alcaldesa honoraria, título que la Virgen ostenta en el novenario. Al cortejo se sumarán responsables de la Junta (no se sabe aún si el presidente Vara acudirá), de la diputación, las autoridades religiosas (el obispo Francisco Cerro) y los mandos militares, además de mujeres con mantillas y trajes regionales.

La Virgen desfilará junto a los niños guiadores del grupo cacereño El Redoble, cuya sección de adultos actuará también en la plaza Mayor. Al ritmo de la jota El Redoble, la talla enfilará hacia Caleros, hermana de honor de la cofradía, engalanada por su vecinos, que ayer como marca la tradición encalaron la vía. En esta popular calle, igual que en San Marquino y la plaza, el ayuntamiento ha instalado arcos cubiertos con hojas de palmeras y decorados con flores.

La imagen seguirá por la ermita del Vaquero, donde le cantarán Virgen Morenita . A la altura de la iglesia de Santiago recibirá el homenaje de los Scouts Sant Yago y de las cofradías del Nazareno y la Sagrada Cena. El grupo Sabor Mangurrino le dedicará sus plegarias. En las Cuatro Esquinas la tuna le hará una ofrenda.

La Virgen llegará a la plaza, recientemente restaurada, a las 22.00. A la altura de la ermita de la Paz la cargará la corporación. La alcaldesa dará el discurso de bienvenida y habrá plegaria del obispo en los soportales del ayuntamiento. La patrona entrará en la concatedral al son del Himno de España. Tras la Salve comenzará el novenario, cuya predicación correrá a cargo de José Arnas, que ocupará la Sagrada Cátedra. La presentación a los niños es el 4 de mayo y el Besamanto el viernes y el sábado siguientes. La imagen regresará al santuario el domingo 8 de mayo, a las nueve de la mañana.

26 abr. 2011

HOY.es retransmitirá en directo la bajada de la patrona


Hoy.es, restrasmitirá mañana en directo el descenso de la Virgen de la Montaña a la ciudad. La conexión arrancará a las 18,25 desde la Plaza Mayor para ofrecer todo el recorrido de la patrona de Cáceres. Con un despliege de cinco cámaras móviles distribuidas por todo el itinerario, se seguirá con detalle la salida de la Virgen de su santuario a las 18,30 horas, su llegada a Fuente Concejo sobre las 20,30 horas -donde será recibida por las autoridades y donde Carmen Heras entregará el bastón de mando a la patrona- y asimismo, el recorrido por la calle Caleros, plaza de Santiago, plaza del Duque y Plaza Mayor. La retransmisión contará con los comentarios y análisis de los periodistas Fernando García Morales, Juan Domingo Fernández, subdirector del Diario Hoy, y María Fernández, como conductora de la retransmisión.

AUNQUE SE  QUE NO ES NECESARIO, ME ATREVO HA REALIZAR ESTA PETICIÓN:
RUEGO LA ASISTENCIA DE TODOS LOS HERMANOS DE CARGA, AQUELLOS QUE NO SE LO IMPIDA SUS OBLIGACIONES LABORALES, NUNCA LA FALTA DE ASISTENCIA POR UNA RETRANSMISIÓN DEPORTIVA.

La pregonera de la Montaña centra su mensaje en la devoción mariana



La pregonera de la Montaña centra su mensaje en la devoción mariana ( El Periódico Extremadura - 26/04/2011 )

25 abr. 2011

Entrevista a María del Carmen Fuentes Nogales, Es un honor ser la pregonera de la Patrona

Esta tarde pronunciará el pregón de la Virgen de la Montaña en el aula de cultura de la calle Clavellinas.
 
María del Carmen Fuentes Nogales (Cáceres, 1964) pronunciará esta tarde, a partir de las 20.30 horas, el pregón de la Virgen de la Montaña en el aula de cultura de Clavellinas. Es licenciada en Filosofía y Letras y está al frente del Archivo de la Diócesis. Habituada a manejar documentos con siglos de historia, hoy aparcará por un rato su faceta de investigadora para subirse a un escenario y abrir los actos dedicados a la patrona de la ciudad. La procesión de bajada será el miércoles, día 27. El desfile partirá a las 18.00 horas del Santuario y, como es habitual, llegará a Fuente Concejo dos horas y media más tarde.

-¿Es hermana de la cofradía?

-No.

-¿Cómo reaccionó cuando le propusieron dar el pregón?

-Como cacereña y como cristiana, me produjo una gran alegría, aunque también entraña mucha responsabilidad. Agradezco al mayordomo y a la junta directiva de la cofradía que se fijaran en mí. Es un honor ser la pregonera de la patrona de Cáceres.

-¿Cómo afronta este reto?

-Para una persona como yo, a la que le gusta estar en un discreto plano, es un reto importante. Pero confío en que la Virgen María de la Montaña me ayudará, como siempre lo ha hecho.

-¿Cuál es el principal mensaje sobre el que se articula su pregón?

-Que la devoción a la Virgen María nos conduce siempre a Cristo. Como cristianos, estamos llamados a encarnar el Evangelio de Cristo en nuestra vida cotidiana.

-¿Lleva mucho tiempo preparándolo? ¿Se ha dejado aconsejar?

-Un poquito. No he pedido consejo, pero un amigo sí ha leído el pregón y eso me da sosiego y paz.

-¿Qué le han comentado sus amigos y compañeros de trabajo?

-Se han alegrado, me dan ánimos y van a estar conmigo en ese momento. Les doy las gracias por adelantado. Algunos no estarán presentes por motivos de trabajo, pero se acordarán de mí.

-¿Qué le parece que este año las hermanas de la cofradía tengan los mismos derechos que los hombres para cargar con la Virgen?

-La cofradía tiene sus estatutos y así lo ha decidido. Me parece bien. La Virgen nos quiere a todos porque todos somos sus hijos.

-¿Cuál es el momento más emotivo, bajo su punto de vista, de la procesión de bajada?

-El momento más emotivo para mí, tanto en la bajada como en la subida, es el que se produce en la Concatedral de Santa María. Al recibirla, cuando hace su entrada en el templo, siento una emoción que no puedo describir y son muchos los recuerdos familiares que me vienen a la cabeza. En la despedida, el momento más emotivo es la última misa en Santa María.

-Dígame qué significa en su vida la Virgen de la Montaña.

-Para mí, María es madre de Dios y madre nuestra. Es la madre que acoge, auxilia y socorre en los momentos difíciles. Es la referencia en mi vida cristiana, con su ejemplo de vida y de seguimiento a su hijo. -¿Y para la ciudad?

-Puede parecer un símbolo, pero estoy segura de que, en lo más profundo de los cacereños, es la madre a la que elevan sus plegarias y dan las gracias por los favores recibidos.

-¿Cada cuánto sube al Santuario?

-Varias veces al año. Me produce gozo y tranquilidad estar en un paraje tan especial y en su ermita que, a pesar de estar siempre llena de fieles devotos, invita al recogimiento. Desde él protege a la ciudad con su maternal ternura.

-¿Cuál es su manto preferido?

-Todos son preciosos. Tengo especial cariño al manto que le regaló María Amparo Gundín, por ser el que lució el día de la boda de un familiar al que quiero muchísimo.

-¿Qué ha sido lo último que le ha pedido a la Virgen?

-Que ayude y dé fuerza a las personas que lo están pasando mal por diversos motivos: el paro, las guerras, los desastres de la naturaleza...

-¿Guarda recuerdos de la infancia relacionados con la patrona?

-Sí. Tengo recuerdos entrañables. De niña formaba parte del grupo de niñas que bailaba la danza del guiador al recibir y al despedir a la Virgen de la Montaña. Nuestras profesoras, Guadalupe y Toñi, estaban pendientes de todos los detalles. Es un bonito recuerdo que me ha venido a la memoria estos días.

-¿Está nerviosa?

-Un poco, pero la ayuda del Señor me tranquiliza y me da paz. Con el apoyo de mis amigos me siento animada.

13 abr. 2011

Listas para hacer historia

Enhora buena a todas
Piden discreción, quieren pasar inadvertidas, alejadas de focos y cámaras. Pero, muy a su pesar, son noticia. Ocho mujeres están listas para hacer historia en Cáceres. Por primera vez aspiran a cargar con la Virgen de la Montaña en la procesión de bajada del próximo día 27 en igualdad de derechos que los hombres. Hasta ahora, solo podían hacerlo en el tramo comprendido entre El Calvario y el Amparo, trayecto reservado para que cualquier ciudadano pueda ponerse bajo las andas de la patrona de Cáceres.


Con los nuevos estatutos de la cofradía, aprobados en asamblea el pasado mes de junio de 2010, hombres y mujeres tienen igualdad de derechos. Y, por tanto, las hermanas también pueden cargar en las mismas condiciones que los hermanos. Las ocho aspirantes son: María del Carmen Floriano Márquez, Nazaret Paniagua García, María Pilar Garzo Fernández, María José García Rodríguez, María Sandra García Rodríguez, Gema Mendoza Santos, María Belén García Trujillo y María Guadalupe Martín Camacho.

Los hermanos de carga se dividen en tres grupos. Por un lado, están los hermanos activos. Son 120 y se reparten en cuatro turnos. Son los cofrades titulares, los que cargan en la bajada y la subida de la Virgen. El segundo grupo es el de los hermanos suplentes. Son 12 y, como su propio nombre indica, cargan cuando hay alguna baja entre los titulares. El tercer grupo es el de los aspirantes y está formado por todos aquellos hermanos mayores de 18 años que expresan su deseo de portar la imagen. Aparecen en la lista por orden de solicitud de carga y solo logran desfilar bajo las andas cuando no hay ni hermanos activos ni hermanos suplentes suficientes para completar los cuatro turnos. En este grupo aparecen las ocho mujeres que el próximo día 27 subirán al santuario con el hábito azul y blanco que, hasta ahora, solo lucían en la procesión los hombres y los niños.

La procesión de bajada se celebra un miércoles, día laborable, a las seis de la tarde. Esta circunstancia, y el hecho de que muchos hermanos residan fuera de Cáceres, hace que siempre haya bajas en los turnos de carga. Por eso, ellas se muestran esperanzadas. «Siempre han faltado hermanos, así que creemos que vamos a cargar sin ningún problema», comenta Sandra García. «Me he apuntado porque tengo mucha devoción hacia la Virgen y porque me gusta cargar», apostilla.

La cofradía de la Montaña tiene 1.260 hermanas, de las que 557 superan los 18 años y, por lo tanto, pueden aspirar a cargar. Pero solo ocho han formulado su petición para hacerlo este año. O lo que es lo mismo: apenas el 1,4 por ciento. Este dato tiene una doble interpretación. Aquellos que se mostraron contrarios a la reforma de los estatutos lo utilizan como argumento para justificar que la demanda de carga entre las mujeres es minoritaria. Pero ellas, las hermanas aspirantes, tienen otra explicación. «Muchas mujeres no se han enterado de los plazos para apuntarse. El año que viene, seguro, habrá más», apunta Guadalupe Martín. Ella, Sandra y Pilar Garzo piden, ante todo, naturalidad

6 abr. 2011

Siete mujeres aspiran, por primera vez, a cargar con la Virgen de la Montaña

Siete mujeres aspiran, por primera vez, a cargar con la Virgen de la Montaña. Este dato se dio a conocer el pasado lunes, durante la celebración de la asamblea anual ordinaria de la cofradía de la patrona de la ciudad. Es toda una novedad, ya que, hasta ahora, los estatutos de la cofradía no permitían que las hermanas de la Virgen de la Montaña llevaran la talla, salvo en el tramo comprendido entre el Calvario y la ermita del Amparo. La reciente modificación de los estatutos de la cofradía, aprobada el pasado mes de junio, reconoce la igualdad de derechos de hombres y mujeres. Este cambio en las reglas de la hermandad es el que ha motivado a estas siete mujeres a expresar su deseo para poder cargar con la Virgen el próximo día 27 de abril, fecha de la bajada de la patrona. Entre las hermanas aspirantes se encuentran María del Carmen Floriano Márquez, Nazaret Paniagua García, María del Pilar Garzo Fernández, María José García Rodríguez y María Sandra García Rodríguez, según publica la cofradía en el último número de su revista 'El santuario'. No obstante, el hecho de que estas siete mujeres hayan expresado su deseo de cargar no quiere decir que, en la práctica, lo hagan. Ellas están incluidas en el grupo de hermanos de carga aspirantes. A la hora de coger las andas de la Virgen de la Montaña tienen prioridad los 120 hermanos activos o titulares y los 12 hermanos suplentes. Solo en el caso de que quedaran vacantes en los distintos turnos de carga-por la ausencia de hermanos activos y suplentes, tendrían opción de hacerlo los hermanos aspirantes.
 Por otro lado, ningún hermano presentó en asamblea la solicitud para que el nuevo hospital se llame Virgen de la Montaña.
desde este Blog, enhorabuena a todas.

2 abr. 2011

Entrevista a M Carmen Fuentes PREGONERA DE LA VIRGEN DE LA MONTAÑA

Cada día, nada más levantarse, reza a su patrona y le pide protección para ella y los suyos. Para María del Carmen Fuentes la Virgen de la Montaña es más que un símbolo de la ciudad, es la madre de todos los cacereños. Este año será la pregonera de la patrona, un cargo de responsabilidad del que dice sentirse muy orgullosa. La melancolía se ha apoderado de ella mientras elaboraba su texto, su devoción a La Montaña está presente desde que nació.

--¿Qué significa para usted ser la pregonera de la patrona?

--Un honor, como cristiana y como cacereña, pero también mucha responsabilidad.

--¿Cómo recibió la noticia?

--Con mucha alegría. Agradezco al mayordomo y a la junta directiva de la cofradía haberme invitado para ser la pregonera de la Santísima Virgen.

--¿Desde cuándo es devota?

--La devoción a la Virgen María ha estado muy presente en mí desde niña. La Virgen ha estado siempre y sigue estando presente, también en mi familia.

--Habla de su familia, ¿la fe en la Virgen le viene por tradición?

--Nací en un hogar cristiano. Mis padres me educaron en la fe cristiana. Siempre les estaré agradecida por ello.

--¿Cuál es su primer recuerdo de La Montaña?

--Una fotografía con la imagen de la Virgen de la Montaña en blanco y negro que estaba en un salón de mi casa. También recuerdo con especial cariño cuando con mis padres esperaban su entrada en la concatedral.

--¿Cómo será su pregón?

--Mi pregón será una alabanza gozosa y sentida a la madre de todos los cacereños. María nos invita con insistencia a ser todos cercanos y solidarios con los hermanos, especialmente con los que sufren y lloran. Será también un signo y muestra de respeto y admiración a las personas sencillas que aman profundamente a la Virgen, y a los cofrades que han mantenido y mantienen la devoción a la patrona.

--¿Qué significa para usted la bajada de la Virgen?

--En siglos pasados bajaba la imagen de la Virgen cuando la ciudad pasaba por un mal momento y se le hacían rogativas para que intercediera a su hijo por nosotros. Para mí significa un acercamiento de la madre a sus hijos, porque ella quiere estar muy cerca de nosotros para que la acojamos en nuestros corazones y en nuestra ciudad.

--¿Qué opina de la futura rehabilitación del santuario?

--Me parece una excelente iniciativa que ha tomado la cofradía para ennoblecer la casa de la Virgen. Desde aquí me gustaría agradecer a los organismos públicos porque han decidido colaborar en la rehabilitación de nuestro santuario.

--¿Está nerviosa?

--Sí, un poquito. Pero con la ayuda del Señor me siento confortada y con el apoyo de los demás, me siento animada.

--Como muchos cacereños, ¿ha depositado alguna vez su confianza en ella en algún momento difícil de su vida?

--Rezo todos los días a la Virgen y le pido su protección. Me siento tranquila y feliz a su lado.