2 abr. 2011

Entrevista a M Carmen Fuentes PREGONERA DE LA VIRGEN DE LA MONTAÑA

Cada día, nada más levantarse, reza a su patrona y le pide protección para ella y los suyos. Para María del Carmen Fuentes la Virgen de la Montaña es más que un símbolo de la ciudad, es la madre de todos los cacereños. Este año será la pregonera de la patrona, un cargo de responsabilidad del que dice sentirse muy orgullosa. La melancolía se ha apoderado de ella mientras elaboraba su texto, su devoción a La Montaña está presente desde que nació.

--¿Qué significa para usted ser la pregonera de la patrona?

--Un honor, como cristiana y como cacereña, pero también mucha responsabilidad.

--¿Cómo recibió la noticia?

--Con mucha alegría. Agradezco al mayordomo y a la junta directiva de la cofradía haberme invitado para ser la pregonera de la Santísima Virgen.

--¿Desde cuándo es devota?

--La devoción a la Virgen María ha estado muy presente en mí desde niña. La Virgen ha estado siempre y sigue estando presente, también en mi familia.

--Habla de su familia, ¿la fe en la Virgen le viene por tradición?

--Nací en un hogar cristiano. Mis padres me educaron en la fe cristiana. Siempre les estaré agradecida por ello.

--¿Cuál es su primer recuerdo de La Montaña?

--Una fotografía con la imagen de la Virgen de la Montaña en blanco y negro que estaba en un salón de mi casa. También recuerdo con especial cariño cuando con mis padres esperaban su entrada en la concatedral.

--¿Cómo será su pregón?

--Mi pregón será una alabanza gozosa y sentida a la madre de todos los cacereños. María nos invita con insistencia a ser todos cercanos y solidarios con los hermanos, especialmente con los que sufren y lloran. Será también un signo y muestra de respeto y admiración a las personas sencillas que aman profundamente a la Virgen, y a los cofrades que han mantenido y mantienen la devoción a la patrona.

--¿Qué significa para usted la bajada de la Virgen?

--En siglos pasados bajaba la imagen de la Virgen cuando la ciudad pasaba por un mal momento y se le hacían rogativas para que intercediera a su hijo por nosotros. Para mí significa un acercamiento de la madre a sus hijos, porque ella quiere estar muy cerca de nosotros para que la acojamos en nuestros corazones y en nuestra ciudad.

--¿Qué opina de la futura rehabilitación del santuario?

--Me parece una excelente iniciativa que ha tomado la cofradía para ennoblecer la casa de la Virgen. Desde aquí me gustaría agradecer a los organismos públicos porque han decidido colaborar en la rehabilitación de nuestro santuario.

--¿Está nerviosa?

--Sí, un poquito. Pero con la ayuda del Señor me siento confortada y con el apoyo de los demás, me siento animada.

--Como muchos cacereños, ¿ha depositado alguna vez su confianza en ella en algún momento difícil de su vida?

--Rezo todos los días a la Virgen y le pido su protección. Me siento tranquila y feliz a su lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario