25 abr. 2012

Todo listo para recibir a la patrona

La cofradía de la Virgen de la Montaña ha instalado una rampa en Santo Domingo para mejorar la accesibilidad. El altar principal queda cubierto por el trono, por lo que se ha colocado otro bajado del santuario para los actos religiosos


      Santo Domingo está a punto para acoger por primera vez a la Virgen de la Montaña durante su novenario anual en la ciudad. El trabajo en los últimos meses ha sido intenso por parte de la cofradía y la orden franciscana y ayer mismo se ultimaba la adecuación y la ornamentación del templo para recibir esta noche a la patrona de la ciudad. "Para nosotros es un orgullo recibir a la patrona en nuestra casa. Nos alegra que se hayan fijado en esta iglesia", decía ayer el franciscano Fray Julián, guardián del Convento Santa María de los Angeles.

      Pero llegar hasta allí ha requerido encaje de bolillos entre la cofradía y la orden. "En Santa María todo está previsto siempre porque la Virgen siempre se instala allí y eso hace que la organización sea mucho más sencilla. Este año nos estamos enfrentando a problemas que son los típicos que alguien encuentra en cualquier mudanza en la que debe intentar que todo quepa", explicaba ayer Joaquín Floriano, mayordomo de la Real Cofradía de la Virgen de la Montaña.
     Por eso los hermanos franciscanos de Santo Domingo y la directiva de la cofradía han trabajado conjuntamente para que todo esté a punto; y en las últimas semanas ese trabajo ha sido frenético. La accesibilidad del templo y las dimensiones del trono en el que la patrona queda instalada durante el novenario han sido dos de las principales dificultades a salvar en el templo que la acogerá este año. Pero para ambas han encontrado solución.

ACCESIBILIDAD
      El acceso a Santo Domingo tiene escaleras tanto en el exterior como en el interior y la accesibilidad era una prioridad para la cofradía, por la cantidad de cacereños que acuden a visitar a la patrona durante su estancia en la ciudad. En Santa María se encontraban con el mismo problema, pero se salvó años atrás instalando rampas en el acceso por la puerta principal. Esa solución es la misma que se ha adoptado en este caso. Los franciscanos ya habían instalado una rampa en el patio previo al templo para salvar los escalones del exterior y la cofradía ha construido otras tres que se colocarán en el acceso para salvar los tres escalones que hay allí.
     El acceso principal a Santo Domingo se hará por la puerta frontal, la más grande. Las dos laterales, más pequeñas, quedarán cerradas. Además en los momentos de mayor afluencia, como el besamanto, se ha previsto también usar la puerta reglada que hay en una de las capillas laterales y que da acceso al claustro del convento de Santa María de los Angeles. Desde él se podrá salir al exterior por otras dos puertas, para evitar aglomeraciones en momentos puntuales. Una de las galerías quedará anulada al tránsito porque se usará para almacenar material.
     Otra preocupación era instalar el trono, porque el altar de Santo Domingo es más pequeño que el de la concatedral. "El trono cabe con dificultad, pero cabe", afirmaba Floriano. Sin embargo instalarlo ha requerido utilizar el altar de Santo Domingo, sobre el que se ha colocado una estructura metálica para albergar el trono y la Virgen una vez que llegue al templo. Tras él se ha levantado un dosel de tela color oro que cubre parte del retablo y con el que se pretende centrar la atención en la patrona. Además se han trasladado los elementos ornamentales que se colocan habitualmente en la concatedral, como las peanas forradas de terciopelo y los jarrones de plata.
      Al quedar anulado el altar de Santo Domingo por el trono de la patrona, se ha bajado otro desde el santuario que se instalará delante y permitirá ofrecer con normalidad los servicios religiosos del novenario. El altar se ha colocado sobre una plataforma metálica instalada sobre los escalones que dan acceso al ábside, que ha permitido ganar espacio.

MEJORAS
     "Seguro que cometeremos errores. Pero estamos haciendo todo lo posible para que todo funcione, así que esperamos que la gente entienda cualquier fallo que puedan encontrar ", reconocía el mayordomo, que agradece la implicación de la orden franciscana en todos los preparativos. Muestra de ese agradecimiento es que la oración que irá este año en las estampas que se reparten en el besamanto está ofrecida y dedicada por el cardenal franciscano, arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo.
      Las obras que han impedido que la Virgen de la Montaña entre este año en la concatedral, se unen las que se están ejecutando en el propio santuario. Los trabajos se han concentrado en las últimas semanas en el exterior, donde ya se han terminado las tareas de limpieza del Sagrado Corazón y la mejora del templete de la explanada. Estas tareas se han compaginado con los últimos retoques en la ermita y con los preparativos para la procesión de hoy. El interior del santuario se despejó de obras hace días para que las andas pudieran quedar instalarse en el espacio habitual, junto a la puerta lateral que da acceso a la galería. Por ella saldrá, como cada año, la Virgen de la Montaña en su camino a la ciudad.
El periodico de extremadura.

Todo listo en Santo Domingo para recibir esta noche a la Virgen

Santo Domingo vivirá hoy una jornada histórica. Por primera vez, este templo del siglo XVI acogerá el novenario de la Virgen de la Montaña. La talla llegará a la iglesia esta noche y permanecerá en su interior hasta el próximo 6 de mayo, día en el que se celebrará la procesión de subida al Santuario.


Todo está ultimado para dar la bienvenida a la patrona. Las obras de restauración a las que está siendo sometida la Concatedral de Santa María han obligado a la cofradía de la Virgen a buscar, por primera vez en la historia reciente de la ciudad, un lugar alternativo para la celebración del novenario. Varios integrantes de la hermandad trabajan desde el domingo por la tarde para poner todo a punto. Se han instalado rampas para hacer más accesible la entrada a Santo Domingo y, además, se ha colocado una plataforma central sobre la que se colocará la imagen.

También están ya listas las cámaras de seguridad que vigilarán durante las 24 horas del día el interior de la iglesia. Además, la cofradía trasladará hasta Santo Domingo las sillas plegables que otros años llevaba hasta la Concatedral. Los bancos de Santo Domingo tienen capacidad, aproximadamente, para medio millar de personas.

Las dos cofradías vinculadas a este templo, la de los Estudiantes y la del Cristo de la Salud, darán la bienvenida a la Virgen de la Montaña a su llegada a la iglesia. También está previsto que Julián Camino, superior de la orden franciscana, reciba a la imagen. El mayordomo de la cofradía, Joaquín Floriano, no se atreve a calcular la hora exacta a la que la procesión llegará a Santo Domingo. No obstante, será una vez finalizado el acto de la Plaza Mayor, donde la alcaldesa, Elena Nevado, y el obispo, Francisco Cerro, dedicarán unas palabras a la Virgen. Esta acto tendrá lugar en torno a las 22.00 horas. Desde la Plaza, la procesión continuará por General Ezponda hasta concluir en la Plazuela de Santo Domingo.

La procesión saldrá a las seis de la tarde del Santuario. Es el segundo año que la mujeres pueden cargar con la talla en igualdad de condiciones que los hombres. Diez hermanas aspiran a ponerse bajo las andas de la patrona. El paso estará decorado con liliums blancos y claveles rosas de la floristería Bouquet. La Virgen bajará con el manto número 49, de tisú de plata fina bordado con oro, un regalo de la ciudad con motivo de las bodas de plata de su coronación.

Acude Monago

El desfile llegará dos horas y media después a Fuente Concejo, donde las autoridades religiosas, civiles y militares, además del pueblo cacereño, le darán la bienvenida. El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, asistirá a este acto. Será su primera bajada de la Virgen de la Montaña como dirigente del ejecutivo autonómico. También será la primera vez que Elena Nevado acuda convertida en alcaldesa de Cáceres.

Entre los asistentes a la procesión también habrá técnicos de la Dirección General de Turismo de la Junta, que determinarán en un informe posterior si la bajada merece ser declarada fiesta de interés turístico regional, un título que ha solicitado la cofradía y que cuenta con el respaldo municipal.

En la calle Caleros, uno de los puntos más emblemáticos del recorrido, sus vecinos han encalado las fachadas durante los días previos y han decorado la vía con banderas de papel para la fiesta. Con independencia del veredicto de la Junta de Extremadura, la bajada de la Virgen es una cita imprescindible para muchos cacereños.
diario hoy.es