27 abr. 2012

La fiesta patronal Primer día del novenario


Del Arco de la Estrella a la plaza de La Concepción. El primer día de los nueve que la Virgen de la Montaña pasará en la ciudad, modificó la ruta, pero no el continuo flujo de personas a la cita diaria con la patrona en estas fechas. Durante toda la jornada y a pesar de que la lluvia no favorecía el paseo, el trasiego por Moret y 'La Conce' fue mayor de lo habitual. El destino, el templo de Santo Domingo, en el que permanece este año la imagen de la Virgen.

"Tenemos a la patrona en Cáceres que es lo importante. Qué más da si está en Santa María que en otro sitio, si está igual de bonita que siempre", decía Julia Espada Bermejo tras abandonar el templo franciscano, engalanado ayer con claveles y margaritas en tonos amarillos que contrastaban con el verde intenso del manto de la patrona. De hecho, Santo Domingo lució lleno en la misa de la una de la tarde.

El cambio de ubicación del novenario por las obras que ahora se ejecutan en Santa María es la gran novedad de este año. "Dadas las circunstancias, no está mal, pero luce mucho mejor en Santa María", decía Andrea Hurtado, que acudía a visitar a la Virgen junto a su hermana Luisa. Esta última sí se mostraba más apenada por no poder cumplir con la tradición en la concatedral. "Es que llevo 40 años viviendo fuera de Cáceres. Es la primera vez que consigo venir en estas fechas y me da lástima no poder verla allí", decía.

Por su parte para Pepi Valiente el problema radica en el acceso, sobre todo por la lluvia de ayer. "Para los mayores como yo, es más complicado que en Santa María porque hay más escaleras. Pero donde quiera que esté la Virgen voy a ir, así que me parece bueno cualquier sitio ", explicaba.

ROCIO CANTERO 27/04/2012

PINCHA EL ENLACE PARA VER EL VIDEO DE LA BAJADA DE LA PATRONA
http://www.hoy.es/videos/videos-de-hoy/ultima-hora/1589867468001-resumen-bajada-virgen-montana-caceres.html

La Virgen de la Montaña luce hoy, viernes, el manto número 109. Es de brocado de seda natural, estampado en colores, puntilla y mantilla dorada. Fue donado por Carmen López Montenegro de Oriol en el año 2001.