27 abr. 2010

Las asociaciones también pasan por Santa María


Colectivos de la ciudad cantan y ofrecen flores a la Virgen.


Las amas de casa visitan mañana a la patrona y el jueves lo hará la Hermandad de Donantes de Sangre.


A las visitas individuales que recibe la Virgen de la Montaña durante su estancia en la Concatedral se suman cada año las realizadas por diferentes colectivos de la ciudad. La asociación de viudas, la de amas de casa o el Coro Rociero no faltan a su cita anual con la patrona. En unas ocasiones sólo realizan una ofrenda floral. Otra veces también cantan a la imagen.


La asociación de viudas Virgen de la Montaña ofreció una misa el pasado sábado. Y anoche fue el turno de la asociación cultural Coro Rociero. Pedro Mena, presidente de esta agrupación, recuerda que cantan a la patrona durante el novenario desde hace, al menos, 18 años. Cada temporada estrenan una pieza. Esta vez ha sido una plegaria escrita por Enrique Moreno, director del coro. «El momento más emocionante para nosotros es cuando cantamos la Salve a la Montaña», relata.


Mañana, miércoles, pasará por Santa María la Federación Extremeña de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios. Sus integrantes asistirán vestidas de campuza a la misa de las cinco y media de la tarde, justo al finalizar el acto de presentación de los niños nacidos durante el último año. «Nuestro coro canta una misa extremeña a la Virgen», indica Ana María Hermoso, la presidenta de este colectivo.
El obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, oficiará la última misa de la jornada de mañana (comenzará a las 22.00 horas), con motivo del día internacional de la seguridad y la salud laboral.
El empresario cacereño Jesús Domínguez, hermano de la cofradía y presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre, se pasará el jueves por la Concatedral. No acudirá solo a ver a la Virgen. Lo hará acompañado de los 125 congresistas que participarán en la asamblea nacional de hermandades de donantes de sangre que se celebrará en la capital durante los próximos días. «A las seis de la tarde vamos a hacer una izada de banderas en la Plaza de San Jorge y, después, entraremos a hacerle una ofrenda floral a la Virgen», avanza Domínguez.
Centros escolares, asiduos al Santuario y hasta un grupo de Malpartida de Cáceres también suelen pasar por el novenario de la Virgen de la Montaña. Las visitas se multiplican en la Concatedral

No hay comentarios:

Publicar un comentario