1 jul. 2015

La cofradía no va a decidir aún si sigue con la declaración de su novenario

La cofradía de la Virgen de la Montaña esperará a verse con los próximos responsables del área de Turismo del gobierno regional para decidir si siguen optando o no a la declaración como Fiesta de Interés Turístico. Es la decisión que adoptó la directiva en la renunión del lunes, después de que todos sus componentes vieran las cuatro páginas del informe emitido por los técnicos, que rechaza el reconocimiento para el novenario de la patrona. La cofradía quiere que los responsables del área les expliquen qué es lo que tienen que hacer para poder optar con garantías al reconocimiento y considera que es mejor esperar a que se compongan los equipos del próximo ejecutivo autonómico para abordar esa cuestión directamente con quienes tendrán que tomar la decisión. "Nos reuniremos con el nuevo equipo para que nos expliquen de forma clara qué es lo que quieren exactamente", señala Joaquín Floriano, mayordomo de la cofradía, que estima que ese encuentro no se producirá al menos hasta septiembre. Solo entonces tomarán la decisión de optar o no a la declaración tras dos intentos fallidos.

MAS DIFUSION Pero antes de decidirlo, la cofradía quiere contar también con la implicación del Ayuntamiento de Cáceres. "Esto no es solo un proyecto de la cofradía es un proyecto de la ciudad", recuerda Floriano. Afirma que en la fotocopia del informe que recabaron durante la reunión con el consejero (y que pretenden dar traslado al consistorio) los técnicos también señalan la ausencia de promoción del novenario por parte del ayuntamiento.

"Nosotros hemos trabajado de forma muy seria y hemos hacemos difusión", asevera el mayordomo, que recuerda que se reparten 10.000 programas y 40.000 estampas en el novenario y que también se remite información a las casas regionales. "Pero si tenemos que promocionarlo fuera, lo haremos", añade, aunque dice tener la impresión de que "se nos exige lo que no han exigido a otros".

El informe técnico emitido por la Junta, y del que aún no han recibido la resolución, solo reconoce en el novenario dos de los cuatro elementos que exige para que una fiesta sea declarada de Interés Turístico: la antigüedad (data de 1635) y la periodicidad. Según el mismo informe, no logra atraer a visitantes y le falta originalidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario