12 ene. 2014

La cofradía cambiará los focos actuales por lámparas de bajo consumo para ahorrar en electricidad

La cofradía de la Virgen de la Montaña ha iniciado 2014 con un nuevo proyecto para el Santuario. Durante este año llevará a cabo la sustitución de los focos actuales por lámparas de bajo consumo con el objetivo de ahorrar en la factura de la luz. En la actualidad, la hermandad gasta aproximadamente 1.500 euros cada dos meses en electricidad, según la información facilitada por Marcial León, tesorero de la cofradía.
El cambio afectará a toda la iluminación artística exterior, esa que permite que la construcción sea visible desde la ciudad por la noche.
Los cambios también llegarán a una parte del interior. Dentro del Santuario, en concreto, se actuará en el templo, la galería y el camarín de la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres. No será necesario intervenir en el resto de estancias, como la sala de mantos, donde ya se instalaron lámparas de bajo consumo durante las últimas obras de rehabilitación realizadas en la construcción, entre los años 2011 y 2012.
La vida útil de las bombillas actuales está a punto de concluir, explican desde la hermandad. En lugar de sustituirlas por otras iguales se ha optado por renovarlas pensando en el ahorro energético. Llevar a cabo el proyecto, según el presupuesto manejado por la cofradía, costará unos 35.000 euros.
Ya se han iniciado conversaciones con diferentes entidades para lograr ayudas económicas con las que sufragar el proyecto y poder llevar a la práctica, así, la sustitución de todos los focos previstos. Esta intervención llega un año y medio después de la finalización de la gran operación de restauración acometida en la construcción, cuyo coste ascendió a 457.595 euros. En aquella ocasión, las obras fueron costeadas por cinco instituciones: la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento, Caja Extremadura y Caja Badajoz.
Los trabajos se prolongaron durante nueve meses y abordaron múltiples objetivos. Por un lado, se puso freno al avance de la humedad con la impermeabilización total del edificio. Se restauró el camarín de la Virgen y los retablos del templo, así como la escultura exterior del Corazón de Jesús. La obra también acabó con barreras arquitectónicas y mejoró el acceso al Santuario. La 'reinauguración' oficial del templo tuvo lugar el 24 de noviembre de 2012 y contó con la presencia de los máximos representantes de las instituciones implicadas.
La renovación del alumbrado será el proyecto más inmediato de la cofradía para este año. Pero no el único que figura en sus planes. Por un lado, la hermandad está pendiente de conseguir la declaración de fiesta de interés turístico regional para el novenario. La Junta de Extremadura es la institución encargada de conceder esta distinción.
Además, la hermandad también quiere restaurar las obras del pintor Rafael Lucenqui que decoran el templo. Se trata del mismo autor que realizó el lienzo original de la Virgen de la Paz de los soportales de la Plaza Mayor. La lista de retos pendientes se completa con la apertura al público de la sala de mantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario