12 ene. 2014

El novenario de la Virgen de la Montaña será decisivo para el título regional


Los cacereños tendrán la agenda festiva bastante cargada en abril. Las tres celebraciones más tradicionales de la ciudad se sucederán en solo un par de semanas. Las 23 procesiones que forman el calendario de la Pasión, con sus 45 pasos, saldrán del 12 al 20 de abril. El siguiente martes, día 22, será la víspera del patrón y por tanto la noche del dragón y el fuego. El día 23, festivo local, tendrá lugar la Procesión Cívica de San Jorge por la mañana, y la bajada de la Virgen de la Montaña por la tarde. La patrona permanecerá en Santa María hasta el 4 de mayo, fecha de retorno al santuario.
Pero no será un novenario más. La Real Cofradía de la Santísima Virgen de la Montaña recabará toda la documentación posible, tanto escrita como audiovisual, para elaborar un completo expediente y remitirlo a la Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura, con el objetivo de solicitar la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional. Esta petición ya se presentó en 2012 pero solo para la procesión de bajada. Sin embargo, tras la visita de los técnicos, la cofradía fue consciente de la conveniencia de ampliar la solicitud para todo el novenario, ya que atrae a numerosas personas de distintos municipios, cumpliendo así uno de los requisitos para la concesión de este reconocimiento.
Por ello, según explica el propio mayordomo, Joaquín Floriano, durante todo el novenario se recabará documentación escrita, fotográfica y audiovisual sobre los distintos actos, muy tradicionales y costumbristas, que se celebran en torno a la patrona. No faltarán entrevistas a las personas que visitan a la Virgen en Santa María, muchas de ellas desplazadas desde localidades del entorno de Cáceres. También se hablará con sus alcaldes para que ilustren esta afluencia cada año a la concatedral. "Vamos a hacerlo correctamente, con tranquilidad, sin prisas, porque pretendemos redactar un expediente definitivo, que pueda ser contundente a los ojos de la Junta", subraya Joaquín Floriano.
La cofradía ya está organizando los preparativos de algunos actos especiales, entre ellos una exposición del fotógrafo Juan Guerrero, quien antes de su reciente fallecimiento había iniciado él mismo la selección de las imágenes, un trabajo que concluirá su hijo junto el vicemayordomo, Juan Carlos Fernández Rincón. La muestra, que además supondrá un homenaje a Juan Guerrero, podrá visitarse en la Sala Pintores 10 de la Diputación Provincial durante el novenario. Habrá fotos muy antiguas, incluso de la primera mitad del pasado siglo, que muestran bellas imágenes del tipismo local y del cariño a la patrona.
Además, la cofradía pretende ir de nuevo de la mano del ayuntamiento en esta aspiración al título de Interés Regional, y retomará los contactos con el concejal responsable del área, como ya se hizo en el año 2012.
Las Fiestas de Interés Turístico Regional están reguladas por el Decreto 152/1997, de 22 de diciembre. Los requisitos esenciales para la obtención de dicho reconocimiento son, además de tener un mínimo de diez años de antigüedad y una periodicidad en la celebración, la originalidad de la cita y sus valores culturales, gastronómicos o ambientales. Otro factor relevante es la capacidad para atraer visitantes. En la capital cacereña este título ya fue concedido a la Semana Santa, que posteriormente logró la declaración de Interés Nacional y en 2011 la Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario